15 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El infierno de Ábalos: el PP planea golpearle más duro hasta que caiga

José Luis Ábalos cabizbajo en su escaño.

José Luis Ábalos cabizbajo en su escaño.

Los populares mantendrán su estrategia de desgaste contra el ministro de Transportes, al que asedian por tierra, mar y aire en el Congreso. Estos son los números de su "martillo percutor".

José Luis Ábalos respira esta semana un poco más tranquilo, solo un poco. Al ser primera de mes no hay Pleno en el Congreso, y por tanto Delcy Rodríguez no estará revoloteando sobre su cabeza. 

Pero será solo un espejismo para el cuestionado ministro de Transportes, puesto que la semana que viene el PP volverá a la carga en el Parlamento. En paralelo a la causa abierta en el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, cuyo titular, el juez Antonio Serrano, ha solicitado al Ministerio del Interior que le detalle el protocolo de actuación con los pasajeros que aterrizan en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

"Nuestra voluntad es mantener este escándalo vivo", avanzan desde la dirección del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso a ESdiario; en una estrategia parlamentaria de desgaste continuado que recuerda (salvando las distancias) a la que en 2011 emprendieron los populares en el Congreso contra el entonces vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, por el famoso caso Faisán, el chivatazo a ETA.

Pérez Rubalcaba era una pieza fundamental en el engranaje del Gobierno y del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero. Ábalos también lo es en el de Pedro Sánchez

El grupo que comanda Cayetana Álvarez de Toledo lo seguirá haciendo por tres vías: más preguntas orales a los ministros sobre el delcygate en cada sesión de control al Gobierno (la semana que viene vuelve a haber), más preguntas escritas y una cita incómoda para Meritxell Batet y el resto de miembros de la Mesa del Congreso del PSOE y Unidas Podemos

Cada martes, en cada reunión de la Mesa y de la Junta de Portavoces, los populares solicitan que se incluya en el Pleno siguiente el debate y votación de la creación de una comisión de investigación sobre la cita de Ábalos y la vicepresidenta de Nicolás Maduro. Y cada martes socialistas y morados, que están en mayoría responde que no es oportuno. Pero los populares seguirán insistiendo, como un martillo percutor. 

Hasta la fecha, y según los datos facilitados a este diario, el Grupo Parlamentario Popular acumula unos números nada desdeñables en torno al delcygate en el apenas mes y medio transcurrido desde aquella extraña noche en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. 

Los de Pablo Casado han presentado 125 pregunta escritas, siete preguntas orales en los sucesivos plenos, una interpelación urgente en el Pleno, una moción en el Pleno solicitando la reprobación del ministro de Transportes y 20 solicitudes de datos. Desde el Grupo Parlamentario se quejan de la "desfachatez" del Gobierno en sus respuestas a las preguntas por escrito, remitiéndose a las respuestas ya dadas por el Ejecutivo de viva voz en las sesiones de control de los miércoles. Respuestas, a juicio del PP, inexistentes.

Además han pedido la comparecencia del presidente del Gobierno en el Pleno para responder a todas las incógnitas que rodean el caso, así como también del propio Ábalos y de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya.

Comenta esta noticia