15 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un informe confidencial de El Chicle sacude la escena del crimen de Diana Quer

Imágenes emitidas por Espejo Público de "El Chicle" durante la reconstrucción.

Imágenes emitidas por Espejo Público de "El Chicle" durante la reconstrucción.

El asesino de la joven ha salido este viernes de la cárcel para participar en una reconstrucción sobre lo que pasó aquel 22 de agosto de 2016. La expectación mediática es máxima.

José Enrique Abuín, más conocido como "El Chicle", ha vuelto este viernes al lugar donde mató a Diana Quer el 22 de agosto de 2016. 

El asesino confeso ha salido de la cárcel pontevedresa de A Lama -donde permanece en prisión provisional a la espera de juicio- para participar en una reconstrucción del crimen que habían solicitado tanto la fiscalía como la defensa.  

Dado el interés mediático suscitado, el juez ha ordenado poner una mampara para evitar que la prensa grabe ciertas zonas, según ha contado el programa Espejo Público.

El magistrado Félix Alonso duda mucho de la versión de Abuín, cuya declaración confidencial del pasado 4 de mayo ante el juez publica este viernes El Periódico

Según la misma, se encontró con Diana Quer de forma casual, cuando estaba intentando robar gasoil de las caravanas de unos feriantes. "Le eché la mano al cuello, la mano derecha", continuó su relato.

Transcurrido un tiempo, y siempre según la -confusa- versión de "El Chicle", "vi que no movía los ojos". En ese momento, afirmó, "le di dos o tres golpes en la cara" para ver si reaccionaba y "vi que no se movía". Diana "tenía los ojos en blanco, tenía los ojos abiertos y me miraba", añadió.

Al darse cuenta de que estaba muerta, la metió en el coche y salió de A Pobra do Caramiñal. Según él quiso tirar su cadáver al mar, pero finalmente cambió de idea y lo llevó a una fábrica abandonada. Allí la desnudo y arrojó el cuerpo a un pozo.

Siempre negó la agresión sexual, el móvil que manejan los investigadores. Lo hizo ante el juez con estas palabras: "Yo a Diana no la toqué. No hablé nada con ella. La ropa se la quité en el pozo. Ya estaba muerta". 

En las horas previas a la reconstrucción, el padre de Diana, Juan Carlos Quer, colgó varios tuits insistiendo en la necesidad de mantener la prisión permanente revisable.

Comenta esta noticia
Update CMP