13 de noviembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Doña Sofía, muy triste ante la decepción que le ha causado un familiar

Doña Sofía está triste y decepcionada

Doña Sofía está triste y decepcionada

La Reina Emérita no atraviesa su mejor momenta. Le ocupan y preocupan las desavenencias de sus hijos. En su punto de mira, Cristina. Todo indica que Iñaki Urdangarín irá a prisión en breve.

Doña Sofía fue criada para ser Reina. Desde bien pequeña, aprendió que la Corona es lo primero. Esto explica por qué ha aguantado tanto desde que se casó con don Juan Carlos. Solo sus principios han conseguido que no tire la toalla, aunque una vez estuvo muy cerca de hacerlo. Fue entonces cuando su madre, la Reina Federica, le hizo ver la realidad que le esperaba. Una más en la lista de los royals sin país de origen donde poder regresar ni tampoco ingresos propios.  

La Reina Sofía tiene fama de comprensiva, pero, por más que lo intenta, sigue costándole entender a las princesas díscolas que han puesto en riesgo la Corona. Fue el caso de Lady Di que, cansada de vivir un matrimonio a tres, decidió divorciarse y hacer público su infierno conyugal. Dicen que doña Sofía la aconsejó durante aquel verano que Carlos de Inglaterra, Diana y sus hijos pasaron unos días en Marivent. Sin embargo, para entonces, la situación era insostenible y la nuera de Isabel de Inglaterra no escuchó.

No lo tuvo fácil Lady Di tras divorciarse del padre de sus hijos. Las capitulaciones matrimoniales que firmó antes de convertirse en princesa de Gales eran leoninas. En relación a sus hijos, tuvo que conformarse con verlos cada dos fines de semana. A eso unió el hecho de que desde la Casa Real británica intentaron opacarla para que sus apariciones solidarias no tuvieran eco en los medios. Ella les ganó la partida el día en que atravesó un campo de minas. Su imagen dio la vuelta al mundo.

La familia Urdangarín al completo en los tiempos felices

Desde el principio, doña Sofía decidió creer a la infanta Cristina y a su yerno cuando empezó el ruido de NOOS. Desoyó los consejos de que mejor no dejarse ver mucho con ellos en público porque pronto todo saltaría por los aíres. Sin embargo, su alma de madre le ganó la partida. Son muchas las veces en que ha intentado mediar para que su hijo acogiera a su hermana otra vez en el seno de la familia. Sin embargo, sus intentos han resultado infructuosos.

Con la distancia que da el tiempo, la Reina Emérita ha hecho un profundo análisis de la situación en que se encuentra sumida su hija y cree que ha fallado a los principios para los que fue educada. La Corona es lo primero, así se lo transmitió desde bien pequeños doña Sofía a Elena, Cristina y Felipe. Otra cosa que desagrada a la soberana son los órdagos que su hija mediana no deja de lanzar a su hermano. Está en profundo desacuerdo con el jaque al Rey que Cristina practica con frecuencia.

A doña Sofía le hubiera gustado que su hija actuara de otra manera. El hecho de que haya antepuesto a Iñaki Urdangarín sobre todo, cree que es un absoluto error que ha acabado pagando muy caro, y no solo ella, también sus hijos. En estos momentos, la situación de la infanta Cristina es prioritaria para la Reina Emérita. Sin embargo, en la intimidad, reconoce que su hija le ha decepcionado porque no ha estado a la altura al proceder como una quinceañera inmadura en vez de una persona adulta, hija de Reyes.

Comenta esta noticia
Update CMP