22 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Anna Gabriel toca fondo al comprobar el error de cálculo por su huida a Suiza

Anna Gabriel, en su última aparición en Sálvame en octubre.

Anna Gabriel, en su última aparición en Sálvame en octubre.

El Tribunal Supremo renuncia a juzgar a los acusados por desobediencia como ella y remite la causa a los juzgados de Barcelona. Y la Fiscalía solo pide una multa.

"Juicio en Cataluña y absolución para todos". Este diagnóstico -algo prematuro, eso sí- de la exdiputada Anna Simó (ERC), tras conocer que el Tribunal Supremo ha renunciado a jugar a los 6 acusados por desobediencia en el procés, debe estar rondando en las últimas horas por la cabeza de la exportavoz de la CUP en el Parlament, Anna Gabriel.

¿Ha merecido la pena la fuga a Suiza a la vista del desenlace de la causa para estos dirigentes independentistas?", debe estar preguntándose la exparlamentaria prófuga en Ginebra.

Y es que Lluis Corominas, Lluis Guinó, Anna Simó, Ramona Barrufet, Joan Josep Nuet, y la también cupera Mireia Boya van a ser juzgados en Cataluña. Y la Fiscalía solo pide para ellos una pena de multa por desobediencia, el mismo delito que pesa sobre Gabriel.

Todo después de que este jueves el Tribunal Supremo haya levantado del banquillo a seis de los acusados que habían sido procesados tan sólo por el delito de desobediencia. Estas personas deberán ser enjuiciadas ahora en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), han informado fuentes del alto tribunal.

De este modo, estima parcialmente las alegaciones planteadas por las defensas del exvicepresidente Oriol Junqueras y los otros 17 procesados por el juez Pablo Llarena que habían reclamado que el asunto pasara a manos del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

 

Comenta esta noticia
Update CMP