21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Oinoz, un Rioja muy afrancesado

El prestigioso enólogo francés Claude Gros se ha encargado de alumbrar el primer vino acogido a la DOCa Rioja de la Bodega Carlos Moro, una de las ramas de la familia Matarromera.

El enólogo francés Claude Gros fundador de la bodega Languedoc del Clos des Truffiers en la que elaboró un vino que alcanzó 100 puntos en la lista de Robert Parker en 2001, ha  presentado Oinoz, la nueva marca de vinos de Bodega Carlos Moro. Ligado desde hace quince años a Bodegas Familiares Matarromera en la elaboración de sus mejores caldos, esta nueva creación tiene un nombre que hace referencia al origen del vino. Bajo la D.O de Rioja comprende dos vinos tintos, Oinoz Crianza y Oinoz by Claude Gros, el vino tinto de tipo de reserva que el prestigioso enólogo define como “un vino elegante con raíces borgoñonas”.

El término “Oinoz” tiene un relato simbológico: es uno de los nombres que recibió un primitivo zumo de uva fermentado que puede ser considerado como el origen del vino. La historia sitúa su origen en los países vecinos del Mare Nostrum, lo que hoy en día conocemos como Mar Mediterráneo.

Este nuevo Rioja “Oinoz by Claude Gros 2014” es un vino elaborado con uvas 100% Tempranillo, que presenta una capa muy cubierta y un color cardenal oscuro con tonos amoratados. Proviene de viñedos viejos de hasta casi 80 años, cultivados con mimo en San Vicente de la Sonsierra y Labastida y con una producción muy limitada. Criado en barricas seleccionadas por el propio enólogo francés exclusivamente nuevas durante dieciocho meses. Muy elegante y con aromas de fruta roja madura como zarzamora y sutiles toques de frutos negros que conviven en perfecta armonía con los aromas procedentes de la crianza en barrica, como claro, pimienta negra, chocolate, tofe y maderas nobles.

Por su parte, Oinoz Crianza 2014 es un vino que procede de viñedos en vaso y se caracteriza por su finura y elegancia. Se trata de un tinto con un atractivo color cardenal oscuro con tonos violáceos, desprende aromas a fruta roja fresca y florales con especiados y recuerdos a las barricas de roble francés y americano en el que es criado. Se trata de un Rioja suave con una buena y medida acidez y una agradable sensación final. Este vino ya ha cosechado éxitos como su reciente Medalla de Oro en el Concurso Mundial de Bruselas 2017.

Comenta esta noticia
Update CMP