03 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno vuelve a esconderse tras un comité de expertos que nunca ha existido

Salvador Illa y Fernando Simón.

Salvador Illa y Fernando Simón.

El Ejecutivo alega que seis meses de prórroga del estado de alarma es lo que le han recomendado los expertos, pese a que no los hay más allá de Fernando Simón y su equipo.

"Es el tiempo que nos recomiendan las personas expertas. Y este Gobierno hace caso a la ciencia". Con estas palabras la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, pretendió dar por zanjado el debate sobre la prórroga de seis meses para el estado de alarma.

El Ejecutivo pretende que el Congreso dé vía libre, este mismo jueves, a su pretensión de declarar España en situación de excepcionalidad constitucional hasta el 9 de mayo. A cambio de que el ministro de Sanidad comparezca cada dos semanas en la comisión parlamentaria del ramo.

Con el nuevo estado de alarma, el Gobierno ha sacado otra vez a colación a sus misteriosos expertos para avalar sus decisiones, como ha sido siempre su modus operandi. El domingo lo hizo el propio Pedro Sánchez y este lunes Darias, para rechazar la oferta del PP de que el estado de alarma dure de entrada ocho semanas. Hasta justo antes de Nochebuena.

 

El Ejecutivo vuelve por sus fueros a pesar de que en julio no le quedó más remedio que reconocer que el famoso comité de expertos que supuestamente asesoró al presidente en la fase de desconfinamiento (posterior al encierro de marzo y abril) nunca existió. 

"Yo tomaba la decisión (sobre los cambios de fase) en base a informes técnicos de la directora general de Salud Pública. A ella le venía desde el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias avalado por el doctor Simón", acabó confesando Salvador Illa en julio en una comparecencia en el Congreso. 

El comité de expertos nunca existió y el de científicos que se creó en marzo lleva meses desperdigado, sin mantener una sola reunión con el ministro de Sanidad. En concreto, desde julio, aunque según declaró Illa el mes pasado ese comité no está "desactivado". Pero a los efectos, como si lo estuviera. Son ya cuatro meses sin que el ministro lo convoque. 

De ese comité formaron parte, en sus orígenes, Antoni Trilla, catedrático de Salud Pública de la Universidad de Barcelona; Hermelinda Vanaclocha, médico especialista en Medicina Preventiva y Salud Pública y secretaria del Instituto Médico Valenciano; María Teresa Moreno-Casbas, doctora en Epidemiología y Salud Pública por la Universidad Rey Juan Carlos; Agustín Portela, que fue investigador en Virología básica en varios virus animales en el Centro Nacional de Microbiología y en el Centro Nacional de Biología Fundamental del Instituto de Salud Carlos III; Inmaculada Casas, responsable de la Unidad de Virus Respiratorios y Gripe y directora del Centro Nacional de Gripe de la OMS de Madrid; y Miguel Hernán, profesor de Bioestadística y Epidemiología en la Escuela de Salud Pública de la Universidad T.C. Chan de Harvard.

En realidad, los expertos del Gobierno siguen siendo los que han sido siempre. Fernando Simón, la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón (ascendida a tal en agosto); la número dos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, María José Sierra; la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, y poco más. 

El 1 de octubre Illa se reunió con un grupo de científicos que viene reclamando al Gobierno una auditoría independiente para conocer qué ha hecho mal España en esta crisis sanitaria. Pero el encuentro fue para eso, no para dar asesoramiento.

De hecho a los tres días varios de ellos participaron en un debate titulado La pandemia que está doblegando a España: ¿qué está fallando?, ¿qué hacemos ahora? en el que reclamaron al Gobierno "más participación" de los expertos, en palabras de Margarita del Val, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. O alguna participación. 

Comenta esta noticia
Update CMP