17 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un nuevo "plagio" de Pedro Sánchez hunde del todo su imagen y le ridiculiza

El líder del PSOE aparece con canas y usando fotos en blanco y negro. La razón es un intento bastante chusco de imitar a un célebre político con el que se vio en persona en Sevilla.

Sus más furibundos detractores le llaman "Doctor Cum Fraude", en referencia al plagio de su tesis, un tema que ni mucho menos está cerrado y puede rebrotar en cualquier momento. En realidad, desde que Pedro Sánchez llegó a La Moncloa ha plagiado, copiado o imitado casi todo lo que sus asesores le decían, con episodios tan histriónicos como el de su foto, con gafas y en el Falcon, emulando a Kennedy en el Air Force One.

Parecía que se le había pasado, pero la tendencia ha vuelto en plena campaña electoral, con dos elecciones que le confirman como un imitador de políticos de primera fila a los que le gustaría parecerse para ser percibido como un gran líder: desde Trudeau en Canadá (a él le copió una fotografía con un niño en el despacho presidencial) hasta el ya citado Kennedy, para llegar finalmente a Obama, en quien ya se inspiró para posar con su perro en Moncloa.

Una copia literal

La imagen electoral escogida por Sánchez para sus carteles es una copia casi literal de un célebre retrato del legendario presidente americano, al que hace poco pudo saludar en Sevilla en el transcurso de una conferencia sobre turismo que le salió por un pico a la organización: se habla de una cifra con cinco ceros, nada menos.

 

 

Ese retato a contraluz, en plano corto, cambiando el color por el blanco y negro, es idéntico al del antiguo inquilino de la Casa Blanca, a quien también ha emulado en otro detalle: las canas blancas, de repente aparecidas en el cabello de Sánchez, oscuro por completo hace solo dos semanas.

Se contaba que Obama las empezó a tener por el peso de la responsabilidad y que, desde esa lectura tan simple, los asesores estéticos del líder socialista le han recomendado que las luzca también: le hacen parecer más serio y comprometido con la gestión del país, o eso creen.

 

Pedro Sánchez ya copió de Barack Obama la foto con el perro y de Kennedy la pose con gafas en el Falcon

 

El plagio es aún más descarado al cotejar los logotipos, colores y mensajes que el Comandante en Jefe americano utilizó para acompañar su rostro y los que ahora usa Sánchez para soportes similares: no es que se parezcan, son idénticos. La copia es tan descarada como para calcar un corazón rojo, secundado por una barra transversal, en la iconografía sanchista.

El gran plagio

Todos éstos son episodios banales al lado del auténtico plagio que le persigue y ya apareció en el debate de TVE: el de su tesis doctoral, sometida a una comisión de investigación en el Senado abortada solo por la convocatoria electoral. Fuentes de la misma explican a ESdiario que la documentación acumulada es muy amplia, aunque la campaña parece haber contenido ese boquete en la línea de flotación del dirigente socialista.

 

O no. Albert Rivera ya esbozó que este tema se discutiría en público en cualquier momento, y no se descarta que sea en el transcurso del debate definitivo en Atresmedia. Mientras, algo está claro: al plagio objetivo de su tesis, Sánchez le añadió la fabricación de una coartada con sello institucional desde La Moncloa, tal y como demostró este periódico con documentación oficial avalada por el Consejo de Transparencia.

Comenta esta noticia
Update CMP