22 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Se busca candidato para "Cataluña Suma": el PP no quiere a Lorena Roldán

Aunque la operación de fusión de Cs y el PP en una única lista electoral aún está en una fase embrionaria, ya se empieza a especular sobre el "sacrificio" de la líder de Cs en Cataluña.

La puerta entreabierta que Inés Arrimadas dejó este jueves a la posibilidad de una candidatura conjunta con el PP en Cataluña ha sido un paso de gigante, a decir de los populares. 

Hasta ahora ambos partidos no habían explorado formalmente las opciones de un acuerdo, pero el anuncio de un adelanto electoral (sin fecha) por parte de Quim Torra ha puesto en marcha la operación. 

Ésta aún está en una fase muy embrionaria, pero ya tiene un nombre propio sobre el que debatir: el de Lorena Roldán, que el pasado mes de julio fue elegida por sus compañeros candidata de Cs a la Generalitat tras una carrera meteórica y después de la marcha de Inés Arrimadas a Madrid. 

 

En el PP tienen claro que, de haber una lista única, Roldán no puede ser la candidata, le cuentan a ESdiario. Por más que Cs tenga mucho más músculo electoral en Cataluña (aun estando de capa caída en las encuestas) que ellos y quiera reservarse el papel principal en la candidatura. 

La duda es si Cs pondrá como línea roja que Roldán sea la número uno de ese tándem constitucionalista -no parece que vaya a ser el caso- o si accederá a caer de posición, según empiezan a deslizar los populares.

 

 

Desde el partido naranja señalan que aún es muy pronto para ponerse en ese escenario, pero los partidarios de la operación ya dan un argumento en favor del paso atrás de Roldán: no se interpretaría como un signo de debilidad de Cs sino de "generosidad" en favor de una lista constitucionalista desde la que plantar cara al independentismo. 

Una lista que fuera capaz, asimismo, de frenar el previsible ascenso de Vox y al PSC de Miquel Iceta. Y con alguien con la suficiente proyección y carisma. 

Lo cierto es que a Roldán empiezan a pitarle los oídos, porque sabe que si finalmente se produce un Cataluña Suma (de momento voluntad hay), es más que posible que la candidata no sea ella. No obstante aún no ha empezado el baile de nombres; esa pantalla vendrá después. 

Comenta esta noticia