25 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

“Hundida”, Pedroche pone fin al año más agridulce de su vida de forma drástica

Cristina Pedroche.

Cristina Pedroche.

La presentadora de La Sexta y Antena 3 ha pasado de todo en 365 días tan intensos que se ha decantado por una opción de vida de lo más determinante y que deja entrever por lo que ha pasado.

Hace ya diez años que saltó a la fama como la intrépida y espontánea reportera que llegaba a Sé lo que hicistéis con la complicada misión de sustituír a Pilar Rubio en el magacín de sobremesa de La Sexta. Y vaya si lo logró.

Desde entonces, Cristina Pedroche ha seguido, ininterrumpidamente, animando las tardes desde la pequeña pantalla, además de debutar como presentadora, actriz y modelo. Y ahora está de celebración, ya que cumple 32 años.

 

 

Un cumpleaños que, a pesar de no ser el mejor de los momentos, Pedroche estaba deseando que llegara. Y es que con los 32 da por finalizado el que ha sido el año más complicado de su vida. 365 días llenos de noticias buenas, pero también de momentos duros y muy difíciles, que la presentadora ha afrontado con el optimismo y la fuerza que la caracteriza.

En la balanza de las cosas buenas, su apasionada relación con Dabiz Muñoz. Hace tan sólo cinco días, la pareja celebraba su quinto aniversario de boda más enamorados que nunca. La reportera se ha convertido en el gran apoyo del cocinero, que a principios de año pasaba por quirófano para operarse de una molesta lesión en la cadera que le impedía hacer vida normal (y correr, que es su gran pasión) y que, recientemente (y después de sufrir un aparatoso incendio en su famoso restaurante) ha tenido que cerrar "Diverxo" debido a la crisis del coronavirus.

 

Duros momentos que, sin embargo, el chef, con la ayuda de Pedroche, afronta con optimismo y reinventando el concepto de su cocina con el lanzamiento de "El Goxo", que ofrece su innovadora cocina de vanguardia a domicilio por un precio de lo más asequible.

Sin planes de ampliar la familia por el momento, Cristina y Dabiz han dejado su piso (en el que contrajeron matrimonio en chándal hace ya un lustro) para mudarse a un chalet de tres plantas, seis dormitorios, siete cuartos de baño y piscina, entre otros lujos, en la exclusiva urbanización de La Finca, a las afueras de la capital. Un cambio que les ha granjeado no pocas críticas pero que la reportera prefiere ignorar.

Muy unida a su familia, Pedroche sufría la pérdida de su abuela en pleno confinamiento, motivo por el que no pudo darle su último adiós y ni siquiera estar con sus padres en estos duros momentos. Unos meses de encierro que fueron complicados, puesto que Dabiz pasó (afortunadamente con síntomas leves) el Covid.

Ahora, todos esos momentos quedan atrás con los 31, y los 32 años de Cristina prometen dar mucho, pero mucho que hablar. En los últimos días, la comunicadora se ha convertido en noticia al confesar, preocupada, que dudaba si dar las campanadas este año a causa de la crisis en la que estamos inmersos por la pandemia.

Con la decisión de presentar el último programa del año en Antena 3 tomada, Cristina se hundía hace unas horas en el programa en el que colabora, Zapeando, porque tiene miedo a la hora de elegir el vestido que llevará ese día.

Y es que sus modelos, que cada año se superan (por originales y surrealistas) siempre causan gran expectación y, lógicamente y aunque la presentadora quiere ser fiel a sí misma, tiene miedo a las críticas por frivolizar con su vestido en uno de los peores momentos de la historia de nuestro país.

Comenta esta noticia
Update CMP