17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pons sale al rescate de la imagen de España tras el ridículo del PSOE en Bélgica

El eurodiputado del PP, Esteban González Pons.

El eurodiputado del PP, Esteban González Pons.

Exteriores se ve obligado a llamar a consultas al embajador belga tras los insultos del presidente del parlamento de Flandes. Bochorno del "gobierno Sánchez" en toda Europa.

Los insultos del presidente del parlamento de Flandes a España son una muestra de la debilidad del gobierno de Pedro Sánchez y de sus permanentes cesiones al independentismo catalán, que ha encontrado en los flamencos belgas un revoltoso aliado europeo. Tanto, que el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, se ha visto obligado a llamar a consultas al embajador de Bélgica.

A este asunto se ha referido este miércoles el eurodiputado y vicepresidente del PPE en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, que ha calificado de "inaceptables" las afirmaciones en las que el presidente del Parlamento de Flandes, Jan Peumans, asegura que España no cumple los estándares democráticos para pertenecer a la UE. "Al gobierno de Pedro Sánchez le han perdido el respeto en Bélgica", ha lamentado.

Según Pons, "tantos guiños del gobierno a los golpistas no pasan desapercibidos para los independentistas flamencos". "Si el gobierno de Sánchez no respalda al Tribunal Supremo, ¿cómo esperar que lo vayan a respetar los nacionalistas flamencos?, se ha preguntado.

González Pons ha exigido a Peumans que rectifique sus afirmaciones, ya que "perjudican las relaciones entre dos socios de la UE como son Bélgica y España". Según los medios belgas, Peumans hizo llegar una carta a la expresidenta del Parlament, Carme Forcadell, que cumple prisión provisional, en la que hace esas afirmaciones.

"El señor Peumans debe saber que en España no hay presos políticos, sino personas encarceladas por sus actos y no por sus ideas. También debe saber que personas como Carles Puigdemont no son exiliados sino fugados de la justicia, que los busca por haber incurrido presuntamente en delitos gravísimos", ha explicado Pons.

"Espero que el Gobierno socialista proteste ante afirmaciones de este tipo y defienda la imagen de España como una democracia moderna en la que funciona plenamente el estado de derecho, la separación de poderes y el respeto a los derechos y libertades individuales", ha concluido.

 

Comenta esta noticia
Update CMP