30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Barça logra la excusa perfecta para forzar la final en el Bernabéu

El expresidente del FC Barcelona, Joan Gaspart, saltó al césped del Bernabéu a celebrar el título.

El expresidente del FC Barcelona, Joan Gaspart, saltó al césped del Bernabéu a celebrar el título.

Una remontada del Celta ante el Sevilla jugaría una mala pasada a los culés que ya tienen una estrategia para forzar a los blancos. San Mames, el Pizjuán y el Camp Nou están descartados.



El FC Barcelona pondrá su empeño en que el estadio del eterno rival, el Santiago Bernabéu, sea la sede que acoja la final de la Copa del Rey en 2016. A la espera de que se conozca el segundo finalista, que se decidirá en el partido de este jueves entre el Sevilla y el Celta de Vigo, los culés calientan la propuesta con declaraciones como las del jugador blaugrana Rakitic: "¿El Bernabéu? Me gustaría jugar la final en el estadio más grande?".

En eso coincide el presidente de la Liga, Javier Tebas, que señala como favorito al Sevilla para enfrentar el choque e indica que esa opción "se merece un estadio que quepa muchísima gente". También el secretario de Estado del Deporte, Miguel Cardenal, se decantó por el mayor estadio disponible. Y ese no es otro que el Santiago Bernabéu. 

Las razones están claras para el Barcelona. El de Concha Espina es el recinto que puede albergar mayor número de socios y tiene las mejores instalaciones, junto al Camp Nou. Los culés ya recibieron la final ante el Athletic el año pasado y no quieren repetir porque ganar fuera tiene otro sabor para sus aficionados. Además, en las fechas previsibles para la final tienen programado un concierto de Bruce Springteen en el Estadi. 

Las comunicaciones también señalan a la capital de España como la mejor ciudad para reunir a ambas aficiones si finalmente es el Sevilla el que gana la ronda ante el Celta. Esa baza juega el Real Madrid para evitar que los culés profanen el santuario blanco con un nuevo título. El Bernabéu no es el único estadio de ciudad. El Vicente Calderón tiene capacidad para casi 55.000 aficionados y una agenda despejada. 

El Athletic ofreció San Mamés pero esa opción solo tendría sentido si es el Celta quien logra la remontada y se clasifica como finalista. Desde la Federación apuestan por el Bernabéu por la experiencia en logística y seguridad de la que ya se dispone en este recinto. Pero Florentino tendrá la última palabra y no tiene intención de ceder. A la afición merengue no le gustaría ver a Messi levantar un nuevo título en el feudo blanco. La imagen de Joan Gaspart blandiendo una bufanda blaugrana sobre el césped del Bernabéu tras ganar la final al Betis en 1997 dolió y los destrozos en las instalaciones le costaron un disgusto a la directiva del momento. 

El FC Barcelona lanzará su propuesta en la reunión que mantendrán los finalistas con la Federación los próximos días y esperará para demostrar que el Real Madrid se niega por enésima vez a celebrar la final de la Copa del Rey. El Bernabéu le trae suerte al equipo catalán. Nueves veces levantaron la copa los culés en territorio merengue a largo de la historia. 

 

Comenta esta noticia
Update CMP