Vox sale a la calle para defender la "libertad educativa" en la Comunitat

Concentración de Vox en Valencia por la libertad educativa

Concentración de Vox en Valencia por la libertad educativa

Diputados, concejales y algún dirigente nacional de la formación se han concentrado ante Les Corts Valencianes en defensa de la libertad de enseñanza, el distrito único y el cheque escolar.

Vox ha salido a la calle y lo ha hecho, por primera vez, con un eje reivindicativo claro: el distrito único escolar y la libertad de las familias para elegir la educación de sus hijos. Este acto, como les adelantamos en  ESdiarioCV, se produce después de varias semanas de correos electrónicos, mensajes de WhatsApp e incluso un comunicado a medios pidiendo cambios en la dirección del partido en la provincia de Valencia.

La formación se ha concentrado este lunes ante Les Corts Valencianes para reclamar "libertad educativa" en la Comunitat Valenciana y contra el "adoctrinamiento en las aulas". "Ya está bien de tratar de convertir a nuestros hijos en una pieza de adoctrinamiento en torno a los famosos Països Catalans, al nacionalismo y a la ruptura de esa simbiosis perfecta e histórica natural que se da en esta tierra entre el sentimiento profundo de valencianía y el de españolidad".

Así lo ha explicado el diputado de la formación en el Congreso por Valencia Ignacio Gil Lázaro, que ha participado en el acto junto a diputados nacionales, autonómicos y ediles de Vox en la Comunitat Valenciana, tras una pancarta en la que figuraban sus tres reivindicaciones: cheque escolar, libertad educativa y distrito único.

La síndica de Vox en Les Corts, Ana Vega, ha sido la encargada de leer el manifiesto en defensa de la libertad de elección del tipo de educación que los padres quieren para sus hijos, un derecho que, según ha dicho, está "conculcado" en la Comunitat entre otros motivos por no existir un distrito único. Asimismo, también ha reclamado la derogación de la ley de plurilingüismo y su "modelo de inmersión" que "no respeta" la lengua materna a la hora de estudiar.

El presidente del grupo, José María Llanos, también ha reivindicado el cheque escolar como "la mejor fórmula para garantizar la libertad de centro" concediendo a cada alumno un cheque que sería entregado al centro elegido por la familia. De este modo, ningún colegio tendría "garantizado un mínimo de alumnos, tendría que ofrecer calidad educativa, y se evitaría que se haga ideología en los colegios".

La portavoz de Educación, Llanos Masó, ha defendido la necesidad de acabar con el distrito único, que permitiría "la libre competencia entre centros" y ha anunciado una iniciativa en Corts para pedir su eliminación.

En declaraciones a los medios tras la concentración, el diputado Gil Lázaro ha señalado que el objetivo era "reivindicar la libertad de educación, decir no al adoctrinamiento en las aulas y establecer esa llamada desde un profundo contenido social".

Según ha explicado, con la "actuación impeditiva del Consell" son los sectores sociales "más favorecidos económicamente los que pueden hacer real la libertad educativa llevando a sus hijos a colegios de pago" mientras "las clases desfavorecidas, las que no pueden llevar a sus hijos a esos colegios de pago, las que se encuentran absolutamente pisoteado ese derecho fundamental de los padres a poder elegir libremente el centro".

El diputado ha explicado que habían invitado a todos los grupos parlamentarios a sumarse a esta acción porque "la libertad es patrimonio de todos", pero no han acudido. A la concentración han acudido en torno a unas 80 personas.

Preguntado sobre algún ejemplo concreto de presunto adoctrinamiento en las aulas valencianas, ha señalado en referencia a la encuesta sobre el uso social del valenciano que se "espía al personal docente y a los alumnos sobre qué tipo de lengua usan en actividades no docentes" o se está "tratando de forzar un modelo en el que la lengua castellana está en detrimento directo de las líneas de enseñanza en valenciano bajo el auspicio de favorecer más los contenidos de inglés a aquellos que eligen la lengua valenciana".

Además, ha proseguido, en Infantil hay "200 y pico colegios a los que la Conselleria de Educación ha autorizado que no haya ninguna hora de aprendizaje en lengua castellana".

Por su parte, Ana Vega ha añadido que reclaman al conseller del ramo, Vicent Marzà, que retire "esas políticas sectarias que van dirigidas solamente a unos cuantos" y que, además, "impiden la libre circulación de profesionales, expulsando a muchísimos docentes interinos de las bolsas de trabajo por no tener el requisito lingüístico".

Comenta esta noticia
Update CMP