14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Abascal se lanza a la "conquista" de Estados Unidos con un mitin en Nueva York

Abascal, en la reciente concentración de agricultores

Abascal, en la reciente concentración de agricultores

El líder de VOX viaja a la convención más emblemática para Donald Trump y rematará la gira con un mitin en el corazón de la capital del mundo.

VOX mira a Estados Unidos y a Donald Trump, probablemente una de sus mayores inspiraciones políticas, por mucho que en España la izquierda alinee más al partido con movimientos como el Frente Nacional de Marine Le Pen.

Y es que, por segundo año consecutivo, una representación de VOX compuesta por el propio Santiago Abascal e Iván Espinosa de los Monteros ha viajado a la gran fiesta del conservadurismo americano, la CPAC 2020, una especie de "All Star" de estrellas de la derecha americana en el que se juntan desde pensadores conservadores hasta veteranos de guerra, expertos económicos proteccionistas o la Asociación del Rifle, tan detestada como admirada según el barrio.

El centro español de Queens acogerá el 4 de marzo el mitin de Abascal en pleno corazón de América

Allí Abascal y Espinosa de los Monteros estarán como oyentes, pero la cita les permitirá desarrollar una agenda propia coronada, la semana que viene, con un acto con muy pocos precedentes en la política española: nada menos que un mitin público el 4 de marzo en el Centro Español de Queens, el célebre distrito de la capital oficiosa del mundo, Nueva York.

 

Fuentes de VOX aseguran que el evento no es casual y obedece a la numerosa colonia de simpatizantes que el partido tiene en Estados Unidos, el país ideológicamente germinal en el nacimiento de la formación.

Aún se recuerdan los lazos de distintos dirigentes, y en especial del matrimonio Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio, con gurús de Donald Trump como Steve Bannon.

La agenda americana de VOX y sus relaciones estables con las corrientes políticas más próximas a Trump se guardan con recelo, pero hay algo claro: el partido mira allí con expectación y se inspira, en buena medida, en el discurso y los objetivos del actual presidente americano, enfrascado ya en una larga precampaña de reelección que casi todo el mundo da por segura.

Comenta esta noticia