26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Pedro Sánchez más radical ya acusa a Casado de querer "derrocar" al Gobierno

Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados

Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados

El Gobierno ha abandonado cualquier moderación posible y si antes el ala más extremista la encarnaba Pablo Iglesias,ahora la tónica se ha generalizado con el presidente a la cabeza.

Ya no hay moderación posible, ni puentes tendidos ni por tender. El presidente del Gobierno ha abandonado cualquier ápice de sentido de Estado y ya acusa, al igual que ya hizo Pablo Iglesias, a la oposición de querer "derrocar al Gobierno".

Todo ello en una sesión en el Congreso de los Diputados en el que el líder del PP, Pablo Casado,  ha vuelto a plantear al Gobierno la posibilidad de suscribir unos pactos de Estado. Los pilares sobre los que se sustentaría la recuperación del país tras la pandemia, pero que el Gobierno rechaza de pleno.

 Así, Casado ha recordado su ofrecimiento del Pacto Cajal por la sanidad, el plan de reactivación económica que incluiría una bajada de impuestos o la creación de una oficina de atención a las víctimas, para intentar reflotar a un país asolado tras la "caótica" gestión de la emergencia sanitaria, pero también de la economía.

Por ello, el líder del PP ha insistido en que "si no las valora hoy, está claro que ha optado por el veneno de la discordia", por lo que "de usted depende. La pelota está en su tejado. De usted depende, nosotros hoy hemos dejado aquí el antídoto".

Sin embargo, a pesar de los ofrecimientos, Sánchez ha optado transformarse en Iglesias y sumarse su discurso más radical, acusando al PP de hacer "frente común" con la ultraderecha para "descabalgar y derrocar a un Gobierno legítimo".

Comenta esta noticia