30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ana Rosa relata una situación extrema en Telecinco que no gusta para nada

Ana Rosa Quintana presentando "El programa de Ana Rosa" en Telecinco

Ana Rosa Quintana presentando "El programa de Ana Rosa" en Telecinco

La periodista compartió con los espectadores unos hechos que han llegado a un punto extremo y que están provocando un gran conflicto. Algo para lo que todavía no hay solución.

La okupación de viviendas ha incrementado a lo largo de los últimos meses. Sin embargo, hay casos que llegan al extremo. Eso mismo es lo que ocurre en un bloque de pisos que han sido okupados en Mataró, Barcelona. "Son okupas muy violentos y con una meta clarísima: quieren echar a todos los vecinos de un bloque e incluso les ponen silicona en las cerraduras de las puertas para obligar a los vecinos a marcharse", comenzó relatando Patricia Pardo este miércoles en El Programa de Ana Rosa.

A pesar de que habían okupado los áticos, no se conforman y quieren tener más viviendas en su poder. Una situación que está provocando mucha tensión en el edificio ya que los vecinos no saben cómo echar a este grupo de marroquíes que están haciéndoles la vida imposible y que no paran de amenazarles.

Ana Rosa Quintana presentando

Un caso que dejó sin palabras a Ana Rosa tras ver una serie de imágenes sobre lo que estaba ocurriendo. "El mundo al revés. O sea, que los que estorban son los vecinos que viven ahí de toda la vida", dijo incrédula la presentadora. Una situación que se ha vuelto insostenible incluso para los vecinos de los edificios colindantes y ello ha hecho que algunos incluso hayan optado ya por poner sus casas en venta.

"Sufrimos por nuestros niños, a las siete de la tarde ya nos tenemos que subir a casa porque nos da miedo. No hay presencia policial, llamas a la Policía y tardan una hora en aparecer y tenemos miedo por nuestros niños y hemos puesto el piso a la venta hace una semana porque no podemos seguir así", le relató un vecino a un reportero de El programa de Ana Rosa. Una situación que ha hecho que la gente del barrio no pueda tener "una vida tranquila".

"No parece normal que los vecinos se tengan que marchar y que los que okupan casas se hagan dueños de la situación", apuntó Ana Rosa. "Esto es surrealista", añadió. Una situación que también indignó a los espectadores del magacín, el cual registró este miércoles tres puntos menos que en su programa anterior, anotándose un 18,2% de share y 599.000 seguidores.

Comenta esta noticia