09 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Merkel gana en Alemania y la ultraderecha saca un 13% y avisa: "que se preparen"

Angela Merkel, vuelve a ganar las elecciones.

Angela Merkel, vuelve a ganar las elecciones.

La canciller alemana vuelve a imponerse en unas elecciones generales marcadas por el histórico resultado de los ultraderechistas que entran al Bundestag después de 50 años de ausencia.

La canciller alemana, Angela Merkel, y su partido Unión Cristiano Demócrata (CDU) han ganado, según las encuestas a pie de urna, las elecciones legislativas celebradas este domingo en Alemania, donde el partido filonazi Alternativa para Alemania (AfD) se ha convertido en la primera formación de ultraderecha en llegar al Parlamento alemán desde 1961, con un 13,5 por ciento de los votos.

La CDU de Merkel y su partido hermano, la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), han obtenido el 32,5 por ciento de votos, 13,5 por ciento más que la segunda fuerza política más votada y hasta ahora su socio de coalición, el Partido Social Demócrata (SPD) de Martin Schulz, con un 20 por ciento de los votos.

El Gobierno que se abrigue porque vamos a por él. Vamos a recuperar nuestro país y nuestro pueblo

Tras AfD se encuentran el liberal Partido Democrático Libre, con 10,5 por ciento; el partido La Izquierda, con un 9 por ciento y Los Verdes, con 9,5 por ciento, de acuerdo con estas proyecciones de la cadena pública ARD.

La canciller alemana Angela Merkel ha comparecido tras conocerse los pronósticos de las encuestas a pie de urna presentándose como la ganadora de los comicios, aunque ha señalado que escuchará las "inquietudes" de los votantes del partido ultraderechista Alternativa para Alemania.

"Hemos tenido doce años de responsabilidad de gobierno y no estaba claro que fuéramos a ser de nuevo el partido más importante, pero en estas elecciones también hemos sido testigos de la llegada al Parlamento de AfD. Vamos a llevar a cabo un análisis concienzudo. Queremos recuperar a los votantes que votaron por AfD y queremos descubrir sus inquietudes y preocupaciones", ha afirmado Merkel.

Así, la canciller ha señalado que esperaban "un mejor resultado", aunque ha destacado que han logrado su "objetivo estratégico: somos el partido más fuerte". "Tenemos legitimidad para formar el nuevo gobierno y vamos a formar el nuevo gobierno", ha proclamado.

Merkel se ha comprometido a trabajar "por un país justo y libre". "Eso significa que tenemos que unir a todos los países de la UE para combatir las causas de la migración y combatir la inmigración ilegal. Está claro que la cuestión de la seguridad preocupa tanto a la gente como la cuestión de la prosperidad", ha apuntado.

No habrá coalición

La cúpula del Partido Socialdemócrata alemán (SPD) ha anunciado que ha decidido por unanimidad no volver a gobernar en coalición con la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel y pasar a la oposición.

La "amenaza"

Por su parte, el candidato del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) Alexander Gauland ha festejado las encuestas a pie de urna.

"Que se vayan preparando para la que les espera", ha afirmado Gauland. "El Gobierno que se abrigue porque vamos a por él. Vamos a recuperar nuestro país y nuestro pueblo. Vamos a cambiar este país", ha apostillado el veterano político.

Los orígenes de AfD

El partido nació en 2013 en Berlín como un movimiento de académicos indignados con los millonarios rescates a países del sur de Europa. Ese año se quedó a las puertas del Parlamento en gran parte al mínimo del 5 por ciento de votos que establece la legislación electoral para entrar en el Bundestag, pero en 2017 ha superado holgadamente ese porcentaje.

Por primera vez desde hace más de 50 años Alemania contará con un partido de ultraderecha en su Parlamento. La formación populista e islamófoba que ha logrado marcar la agenda política de los dos pasados años desembarca oficialmente en el escenario nacional después de haber logrado presencia en 13 de las 16 cámaras regionales y de colocar a siete eurodiputados en Bruselas en los comicios europeos de 2014, aunque solo dos siguen a día de hoy adscritos al partido.

La llegada masiva a Alemania de inmigrantes de Oriente Próximo y de África en 2015 alimentó su legión de seguidores y sirvió al partido para encadenar sucesivos éxitos electorales en comicios regionales.

Con un programa electoral centrado en la lucha contra la inmigración, AfD reclama, entre otras cosas, poner fin a la "inmigración masiva desordenada", promover la natalidad para "el mantenimiento del pueblo alemán" y que Alemania salga de la eurozona.

En estas elecciones, la formación presentaba una dupla que combina la veteranía de Alexander Gauland, un político de 76 años conocido por sus declaraciones provocadoras que pertenecía a la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de Angela Merkel, y la juventud de la economista Alice Weidel, de 38 años, cuya vida personal -es lesbiana y tiene dos hijos con una mujer procedente de Sri Lanka- llama la atención por no encajar en los estándares conservadores del partido.

Comenta esta noticia
Update CMP