23 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El coronel que mandó en el 1-O revela las continuas zancadillas de Trapero

Diego Pérez de los Cobos, mando único de Interior para el referéndum ilegal

Diego Pérez de los Cobos, mando único de Interior para el referéndum ilegal

El mando de la Guardia Civil que se situó sobre el terreno cuenta en el Supremo lo que era un secreto a voces. El jefe de la policía catalana jugó a la contra desde el primer minuto.

El secretario de Estado de Interior, José Antonio Nieto; el delegado del Gobierno, Enric Millo; y el mando único del Ministerio sobre el terreno, el coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos.

Todos ellos han testificado este martes para apuntalar la acusación de rebelión de la Fiscalía. Hubo violencia contra las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de Estado. Y deslealtad, o más bien traición, de los mandos policiales que dependían de la Generalitat.

Pérez de los Cobos, designado coordinador del dispositivo policial durante el referéndum del 1-O, ha relatado en el Supremo la connivencia entre los entonces mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, y el conseller de Interior, Joaquim Forn, para evitar la figura del coordinador policial que tenía que velar por que se impidiera la votación ilegal.

"La relación siempre fue difícil con el señor Trapero", ha desvelado Pérez de los Cobos, rememorando que el máximo jefe policial de los Mossos entendió la asignación por parte de la Fiscalía Superior de Cataluña de un coordinador policial para el 1-O como una "injerencia y el establecimiento de algún tipo de autoridad por parte de un funcionario de otra Administración".

"Trapero no solo asistió a la Junta de Seguridad", ha dicho sobre la reunión del día 28 de septiembre, a la que asistió el jefe de la policía catalana aunque no era miembro, "sino que se alineó con los convocantes de la actividad ilegal que se le había ordenado impedir". Un día antes, Trapero había trasladado al fiscal que era "de difícil consecución llegar a precintar la totalidad de los locales".

Tampoco veía posible Trapero "evitar la votación en la calle", según la versión de Pérez de los Cobos. El entonces mayor pidió que se delimitara el alcance de lo que podía considerarse o no referéndum. "A ver si va a haber cuatro individuos votando en una caja de zapatos y vamos a tener que impedirlo", dijo.

Las reticencias de Trapero comenzaron con la primera orden del fiscal José María Romero de Tejada nombrando a Pérez de los Cobos como coordinador. Pidió que se pusiera por escrito y así se hizo, ha explicado el coronel.

Este mando de la Guardia Civil ha recordado a preguntas de la fiscal Consuelo Madrigal que los recelos del mayor se expusieron en una reunión el 23 de septiembre en la sede de la Fiscalía Superior a la que asistieron ellos tres y también los máximos responsables de la Policía y la Guardia Civil en Cataluña.

Repasando el contenido de las siete instrucciones emitidas por el fiscal superior de Cataluña para evitar el referéndum del 1-O, Pérez de los Cobos ha relatado que el fiscal superior confirmó el día 23 su nombramiento como coordinador como "profesional de la seguridad pública encargado de auxiliarle en la labor de coordinación". El coronel, ahora jefe de la Guardia Civil en Madrid, era jefe del Gabinete de Estudios y Coordinación del Ministerio de Interior.

Pérez de los Cobos trasladó a Trapero que pensaba convocar otra reunión para el 25 de septiembre y le pidió que le concretara si iba a necesitar algún apoyo de las fuerzas de seguridad del Estado. El mayor, según su testimonio, le dijo: "Sí, no te preocupes que tendréis la respuesta; es más, la respuesta ya os la ha dado el conseller".

Según el testigo, Trapero presentó un primer plan de actuación el día 23 de septiembre. El fiscal superior le trasladó que "no era apropiado para impedir el referéndum", sino que parecía el de "unas elecciones normales y habituales, y no de un referéndum prohibido que hay que impedir".

El coronel también consideró que el plan, "tal como estaba redactado", no impedía la celebración del referéndum. Después de esa "recriminación", Trapero se quejó al fiscal y le dijo que no le "reconocía" como mando para darle instrucciones. El fiscal, no obstante, también le pidió que modificara el plan.

Todavía el día 23 de septiembre, nada más salir de la reunión, Pérez de los Cobos tuvo conocimiento de que el conseller Forn había dado una rueda de prensa en la que se quejaba de que la Fiscalía se había excedido en sus competencias y que se quería "tutelar" a los Mossos, además de "aplicar el 155 por la puerta de atrás". El coronel ha dicho que le sorprendió que Forn hablara de la reunión en la Fiscalía.

Comenta esta noticia
Update CMP