Soler se va para reforzar a Puig en la financiación y lo debilita en Les Corts

El sector más afín al presidente de la Generalitat mengua en el Grupo Socialista de Les Corts, mientras crece el más cercano al secretario de organización, José Luis Ábalos

El conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, ha anunciado esta mañana que renuncia a su escaño en Les Corts y, por tanto, deja el Grupo Socialista en el parlamento valenciano, del que formaba parte como número tres en la candidatura por Valencia a las elecciones del pasado mes de abril y cuyas tareas compaginaba con las de conseller.

Soler ha señalado, en la rueda  de prensa para anunciar su marcha, que deja sus responsabilidades parlamentarias con el objetivo de dedicarse "en cuerpo y alma" a lograr una financiación "justa", cuestión que considera que es la "más trascendental" y "prioritaria" para los valencianos en este momento.

De esta forma, se va a dedicar, "en cuerpo y alma", como ha enfatizado, al tema  que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha establecido como prioritario en este mandato y del que, por no avanzar en él, ha empezado a recibir su partido críticas de sus socios de gobierno, principalmente de Compromís.

Esta supuesta 'inmolación'política para entregarse a la causa de su presidente supone, al mismo tiempo, debilitarlo en cierta medida en el Grupo Socialista en Les Corts. Su marcha provocará la entrada de Pedro Ruiz, hijo del ex rector de la Universitat de València, cercano a Puig pero no con la proximidad de Soler.

De esta forma indirectamente, aumenta la influencia del denominado sector ´abalista´, que ya creció semanas atrás con la incorporación de la número 12 (el PSPV-PSOE obtuvo diez escaños por Valencia) en sustitución de la secretaria autonómica Concha Andrés, Trinidad Castelló, de Torrent y afín a la secretaria general provincial, Mercedes Caballero, y al propio secretario de organización nacional, José Luis Ábalos, también de Torrent.

Soler es persona de absoluta confianza de Puig, que lo situó en el destacado puesto número tres. Como también forma parte del círculo más estrecho del president Alfredo Boix, número siete en la candidatura, que tuvo que dejar a finales de junio el escaño al ser nombrado secretario autonómico de Promoción Institucional.

En su lugar entró Michel Montaner, alcalde de Xirivella, número 11 en la lista autonómica por Valencia y uno de los primeros respaldos de Pedro Sánchez en la Comunidad Valenciana. Apoyó la candidatura de Rafa García, alcalde de Burjassot, cuando se presentó para disputar, en 2017, la secretaría general a Ximo Puig. Incluso entre algunos líderes comarcales se barajó la idea de que fuera el propio Montaner quien compitiera con Puig.

Por tanto, en apenas tres meses el presidente de la Generalitat ha visto cómo el reforzar la gestión con personas de su confianza le provoca el curioso efecto de perder peso en el Grupo Socialista en Les Corts y, sobre todo, de permitir que siga creciendo el sector 'abalista'  dentro de las instituciones. Ya controla la Diputación de Valencia y cada vez dispone de más fuerza en Les Corts. 

Comenta esta noticia
Update CMP