En mi planeta los súbditos besan la mano a los reyes

A mí Sánchez y su mujer me dan pena. No creo que se merezcan el trato que les da la prensa ni la opinión pública

La tierra no es un planeta cualquiera, ya lo decía El Principito cuando enumeraba a "ciento once reyes (sin olvidar a los negros)”. A pesar de que han pasado 75 años de la publicación de esta obra escrita, como todos los cuentos, para que los niños duerman y los mayores despierten, sus líneas contienen más ironía y pellizcos de realidad que los memes de El Mundo Today.
Y vengo a decir todo esto porque el besamanos del 12 de octubre está dando tantas vueltas que he llegado a pensar que a la gente le parece más extraño que el presidente del gobierno se haya despistado, que el hecho de que haya dos señores a los que haya que besarles la mano o hacerles una reverencia. ¿Alguien le ha dado una vuelta al tema en la intimidad? Así, sin periódicos ni amigotes llamando a Pedro Sánchez ocupa. ¿Todo esto es verdad?
Y todos los periodistas cayendo en la trampa. Ale, todos a hablar de dónde se han puesto los nuevos habitantes de la Moncloa, como si estuviéramos en un hotel de cinco estrellas y estos dos nuevos ricos se hubieran colado tras un golpe de suerte.

¿De qué vamos? ¿Desde cuándo nos ha importado tanto el protocolo? Que yo recuerde, cuando Mariano Rajoy decía que hacía ruedas de prensa sin preguntas, todos estábamos ahí sin cuestionar si eso era protocolo o una vulneración del derecho a la información.
A mí Sánchez y su mujer me dan pena. No creo que se merezcan el trato que les da la prensa ni la opinión pública. En mi planeta la constitución es un papel con el que nos limpiamos el culo cuando no nos gusta el plan y la enmarcamos en oro cuando la parte ancha del embudo es para nosotros.
La Zarzuela ya ha dicho que de paletada nada, que el presidente del gobierno siguió las instrucciones de protocolo y el fallo lo tuvo la organización haciendo el timing -pensaron que el resto de los invitados llegaría más tarde y podrían quedarse junto a los Reyes durante un rato-.
Podemos seguir haciendo memes y chistes del asunto, poniendo allí arriba a SSMM los Reyes de España y ahí abajo a nuestro presidente del Gobierno. Pero cuando nos despertemos igual nos sorprendemos descubriendo que Pedro Sánchez es el líder de un partido político al que ha votado muchísima gente en España y que ha conseguido el apoyo del resto de la cámara para gobernar y los Reyes, unos señores que han heredado un trabajo y a los que, por cierto, tampoco hemos elegido.

Comenta esta noticia
Update CMP