25 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La tremenda irresponsabilidad de Groenewege que ha dejado en coma a Jakobsen

Jakobsen

Jakobsen

Un feo empujón del holandés al belga provocó un terrible accidente en la final de la Vuelta a Polonia. Jakobsen continúa inconsciente, pero está "estable".

Un gesto temerario y una imprudencia total. Es difícil entender lo que se le pasaba por la cabeza a Dylan Groenewege cuando en la recta final de la Vuelta a Polonia soltó un tremendo empujón a Fabio Jakobsen -ya acorralado contra las vallas de protección- que le hizo volar y aterrizar fuera del asfalto. El resultado: un terrible accidente que acabó con un Jakobsen que tuvo que ser trasladado al hospital y que hoy continúa en coma tras ser operado de urgencia. 

"Fabio Jakobsen fue sometido a una cirugía facial durante la noche. Su situación es estable por el momento, y más tarde los médicos intentarán despertarle", ha señalado en un comunicado su equipo, el Deceunick-Quick Step. 

Una nueva toma de la carrera ha desvelado la sucia acción de Groenewege -acabó también en el suelo-, a quien se espera que se le sancione de manera severa. Muchos ciclistas así lo exigen. David de la Cruz pidió una "sanción ejemplar", Luis Ángel Maté que al infractor no se le deje correr durante mucho tiempo y Patrick Lefevere, director del Deceuninck-Quick Step, fue incluso más allá y exigió la cárcel para el holandés por un "acto criminal". De hecho, no descarta llevar el caso a los tribunales.

En el accidente, Jakobsen sufrió un traumatismo craneal muy grave y perdió mucha sangre. Por suerte, las primeras pruebas realizadas al corredor del Deceunick-Quick Step revelaron que no existían lesiones cerebrales o de la columna vertebral, aunque su recuperación será lenta. 

Comenta esta noticia