22 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La herencia de la fallecida Isabel Carrasco, clave en la batalla por el PPCyL

Fernández Mañueco y Silván en una fotografía del "Diario de León".

Fernández Mañueco y Silván en una fotografía del "Diario de León".

Los alcaldes de Salamanca y León, aspirantes a suceder a Juan Vicente Herrera, trabajan a marchas forzadas para movilizar a los suyos. León, la provincia con más afiliados, es fundamental.

Lo inédito de las elecciones internas en las que está inmerso el PP de Castilla y León para elegir el sucesor de Juan Vicente Herrera tiene a los populares totalmente expectantes. Y hasta desconcertados. 

El primer asalto entre el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y el de León, Antonio Silván, se celebrará el viernes y a día de hoy nadie es capaz de predecir cómo están las fuerzas de uno y otro, puesto que no hay un claro favorito en un partido donde están llamados a las urnas cerca de 50.000 afiliados.

Lo que sí hay ya a estas alturas de la carrera es una enorme guerra soterrada entre ambos candidatos por el pago de las cuotas atrasadas de los militantes que quieran participar en la votación, condición sine qua non para hacerlo. "Al menos estas elecciones servirán para sanear las cuentas del PPCyL", ironizan desde una de las candidaturas.  

La dirección nacional del PP ha impuesto a todas las organizaciones territoriales una cuota mínima de 12 euros anuales (y son cinco años desde los últimos congresos en toda España) que deberán abonar quienes no estén al corriente de pago. A partir de ese mínimo cada organización decide la cuantía, y esa cuantía sirve para incentivar o desincentivar las reafiliaciones

Quienes quieran votar han de inscribirse antes del miércoles a las ocho de la tarde y ponerse al día con las cuotas antes del jueves a las tres de la tarde (los plazos también han sido objeto de polémica, pero el tiempo apremia). Fernández Mañueco y Silván intentan a marchas forzadas fomentar el abono de las cuotas atrasadas en aquellos territorios que a priori les son favorables para decantar la balanza.

León es la provincia con más afiliados, 12.731, gracias a la herencia de Isabel Carrasco, la que fuera presidenta del PP de León, asesinada en 2014. Le sigue Valladolid, con prácticamente 7.000; Salamanca, con 6.500; y Zamora, con 6.000.

Desde el equipo del alcalde de Salamanca auguran a ESdiario que la clave va a estar en la movilización de los afiliados de la provincia de León, la inmensa mayoría -casi 10.000- de las zonas rurales. Silván ha tocado a rebato para despertarlos, pero de momento el número de inscritos apenas supera la décima parte.

Por si faltara leña en la hoguera, en las últimas horas el comité organizador del Congreso, presidido por el vallisoletano Raúl de la Hoz, ha tomado otra decisión controvertida: obligar a los miembros de Nuevas Generaciones en León, Palencia y Segovia, que en principio no iban a tener que pagar por participar en la votación, a abonar una cantidad (la mitad que un afiliado normal) para que no haya distinciones con el resto de provincias.

Cuando este miércoles acabe el plazo, el número de inscritos en cada provincia dará las primeras pistas sobre la votación del viernes.

Comenta esta noticia
Update CMP