24 de marzo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Peñafiel tumba la fiesta de cumpleaños de la Reina con un saco de humillaciones

Cada vez queda menos para el 80 aniversario del nacimiento de la madre de Felipe VI y el especialista en Casa Real no está dispuesto a dejar pasar una oportunidad de oro, caiga quien caiga.

Se aproxima la fecha del 80 cumpleaños de la Reina Sofía este 2 de noviembre y a medida que se acerca el gran día arrecian las informaciones sobre la madre de Felipe VI.

El que no "atasca" es Jaime Peñafiel, que vuelve a la carga desde su columna de República para hablar del aniversario de la protagonista de su último libro sobre la Familia Real.

Dice el periodista que "los cumpleaños suelen llegar sin ruido, sobre todo, a cierta edad, menos los de los reyes, que se entera todo el mundo".

No en vano, señala, "ochenta años dan para mucho: alegrías y llantos, momentos felices y otros no tan gozosos por no decir desgraciados. Pero, sobre todo, es una buena ocasión para recordar lo vivido".

Matiza Peñafiel que "no todos los reyes festejan igual sus cumpleaños. Algunos, como los de España y por la situación afectiva del matrimonio, no hay nada que celebrar y mejor no recordar. Aunque el 80 cumpleaños de don Juan Carlos se celebró con una comida familiar, en el palacio de La Zarzuela con la ausencia de la infanta Cristina, su marido y sus cuatro hijos".

Duda el especialista en Casa Real que vaya a haber mucha fiesta este año por el día señalado de Doña Sofía: "Lo del 80 cumpleaños de la Reina, el próximo 2 de noviembre, está por ver. Han sucedido muchas cosas y demasiadas humillaciones para una reparación pública con motivo de su cumpleaños. Pocos motivos tiene para celebraciones: sin contacto con su marido, el alejamiento de su hija Cristina, el encarcelamiento de su yerno Iñaki Urdangarin. Y, por si no fuera suficiente, la relación con su nuera Letizia y sus nietas Leonor y Sofía no es todo lo idílica que cabria esperar, como se demostró en el triste episodio de la catedral de Mallorca, que no se ha logrado borrar con los paripés del verano, simulando ser la familia ideal que no son".

Claro que nunca es tarde para la esperanza y añade "puede que Don Juan Carlos y Doña Sofía hagan suyas las palabras de Harald a la hora del brindis: "Miro el número 80 y no puedo creer que tenga algo que ver conmigo. Y, mucho menos con la reina que está increíblemente en forma. Hemos sido bendecidos con una buena salud y una familia maravillosa y amigos leales". 

Comenta esta noticia
Update CMP