29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PSOE abre otra brecha con esta advertencia a Podemos sobre los Presupuestos

Pedro Sánchez junto a la portavoz del PSOE Adriana Lastra

Pedro Sánchez junto a la portavoz del PSOE Adriana Lastra

La necesidad de negociar unos nuevos Presupuestos Generales del Estado será la nueva piedra en el camino del Gobierno de coalición y el PSOE ya ha avisado a todos sus socios.

No quiere "vetos cruzados". Con estas palabras la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ha lanzado un aviso a navegantes, tanto a sus socios de coalición como a los de investidura. Y es que Sánchez quiere jugar a con todas las cartas posibles para negociar los Presupuestos Generales del Estado.

De hecho, Lastra ha sido la encargada de mandar el último mensaje Podemos asegurando que "no es incompatible" cumplir el acuerdo de investidura de Pedro Sánchez con alcanzar pactos con otras fuerzas, como ha hecho el PSOE para sacar adelante con Ciudadanos para sacar adelante las últimas prórrogas del estado de alarma derivado del coronavirus.

 "La negociación es precisamente la capacidad de llegar a acuerdos para poder cumplir con tus objetivos, eso es lo que hizo en la investidura" y lo que hará para tratar de conseguir que España tenga "unos buenos Presupuestos", ahora que son "más necesarios que nunca".

Por ello, la dirigente socialista ha subrayado que su partido y el Gobierno prevén sentarse con todas las fuerzas políticas en aras de ese objetivo y confía en que éste sea "un trabajo compartido, un trabajo en equipo y no sólo de las fuerzas que sustentan al Gobierno". "Y no me gustaría pensar que volvemos a una época, ya pasada, de vetos cruzados porque el país no se lo merece", ha apostillado.

Ciudadanos está dispuesto a negociar incluyendo al PP

Así, el PSOE vuelve a escenificar un nuevo acercamiento a Ciudadanos, después de la reunión del pasado viernes en Moncloa, que marca el nuevo rumbo del partido naranja tras la llegada de Inés Arrimadas que ha apoyado a Sánchez en las sucesivas prórrogas del estado de alarma.

De hecho, ya el portavoz adjunto de Cs en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, ha perdido este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que busque el consenso con todas las fuerzas parlamentarias, incluido el Partido Popular, para aprobar los próximos Presupuestos.

"Si Sánchez presenta los Presupuestos para 2021, tiene la obligación de intentar realizarlos buscando el consenso de todas las fuerzas políticas, incluido el PP. Será el momento decisivo para que el Gobierno tenga que buscar consensos en todo el arco parlamentario", ha afirmado en una entrevista en Radio Euskadi.

Rufián avisa de que no aceptarán "chantajes"

Sin embargo, en el otro extremo el portavoz parlamentario de Esquerra Republicana (ERC), Gabriel Rufián, ya ha dejado claro al Gobierno que es "bastante incompatible" que quiera pactar los Presupuestos de 2021 con su partido y con Ciudadanos y ha advertido de que no aceptarán "chantajes" para forzarles a apoyarlos.

A su juicio, el Gobierno tiene que decidir "qué quiere ser" y elegir entre los 13 diputados de ERC "o los 10 de la derecha" porque "las dos cosas no puede ser" y, singularmente, se ha dirigido a Unidas Podemos, quien cree que no tiene que estar muy cómodos con la presencia de la "derecha" en esta ecuación.

Mientras tanto, Podemos permanece en silencio y esperando el momento de manifestar sus posiciones, aunque ya sabe que se encontrará enfrente con Ciudadanos que tiene claro que el acuerdo de Presupuestos que alcanzaron el PSOE y la formación morada, era "absolutamente surrealista" y ahora, en la situación actual, serían unas cuentas "totalmente irracionales e imposibles". Por tanto, "en esos Presupuestos no nos van a encontrar a Cs de ninguna manera", ha asegurado Bal.

Por ello, se abre una nueva brecha en el Gobierno, en el que Iglesias tendrá que medir sus fuerzas para poder contentar a sus votantes pero sin hacer saltar por los aires al Gobierno si no quiere perder su puesto de vicepresidente.

Comenta esta noticia