23 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los tres interrogantes en forma de miura que tienen que torear Vox y Abascal

Es cierto que el partido verde arrasa en todos sus actos públicos, pero eso por el momento, más que mucha cantidad, lo que confirma es mucha movilización. Estos son los verdaderos obstáculos

A la espera de conocer las primeras impresiones de Santiago Abascal sobre el auténtico recorrido a partir de ahora de un partido que puede "certificar dentro de 40 días la defunción casi definitiva del bipartidismo en nuestro país", Julián Cabrera se hace eco este lunes en La Razón de los interrogantes en forma de miura por torear que surgen en torno a Vox.

A su juicio, Abascal se pide paso como quinto actor de nuestro escenario político y estos miuras se irán desvelando en los aledaños de la cita del 28-A.

Para Cabrera, "la primera incógnita pasa por la verdadera talla del Abascal líder, al que desde la trinchera adversaria trata de identificarse con el marchamo de referentes del populismo europeo que han llegado a las instituciones a lomos del cabreo general, pero que se han quedado en la idea destructiva y antisistema sin más recorrido que el veto y el histrionismo".

Frente a ello la primera respuesta del líder de Vox ha sido permitir el ansiado cambio en Andalucía, "pero es sobre todo ahora cuando en términos reales, con dos campañas por delante, pactos y entrada en hemiciclos y ayuntamientos, habrá de reivindicarse como auténtico referente con sentido institucional y de estado frente a quienes tratan de ubicarle entre el elenco de «frikis» del populismo continental".

Un segundo y poco sencillo miura pasa por acotar el verdadero margen de Vox o "si ha llegado para quedarse y si es así, para qué" porque una cosa es echarse a un lado para permitir el cambio andaluz y otra muy distinta es retratarse  a propósito de si se tiene verdadera vocación de gobierno.

Para el periodista "el orden lógico de crecimiento hubiera sido una entrada con fuerza en las citas territoriales y europeas de mayo para afrontar posteriormente y con todo impulso el asalto a los cielos nacionales, pero el orden se ha cambiado".

En cuanto al tercer astado que aguarda a Abascal es el señor D’Hont "que penaliza de forma inmisericorde de no ser primera o segunda fuerza. La experiencia sufrida por otros recuerda que un partido con dos millones de votos puede no llegar a los veinte escaños. Es cierto que Vox arrasa en todos sus actos públicos, pero eso por el momento, más que mucha cantidad, lo que confirma es mucha movilización, lo cual no es poca cosa".

Claro que "frente a tanto miura parte Abascal, sin embargo, con una ventaja, la de ser la opción de convicciones más inconfundibles".

Comenta esta noticia
Update CMP