02 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pechuga de pollo al limón con arroz integral: más rico y económico, imposible

Esta es una de esas recetas que te atrapa y que además de ser económica es facilísima de hacer

Un pollo extra jugoso, donde el suave y cremoso sabor a limón despierta el paladar junto a un arroz, en este caso integral, cocinado en su punto al dente y bien sazonado, es una combinación definitivamente simple y perfecta.

Seguro que te preguntas cuáles son las diferencias entre el arroz blanco y el integral, pues bien, la principal es el proceso de refinado que sufre el grano una vez recolectado; se le considera arroz integral cuando el grano está prácticamente sin pulir, es decir, cuando tan solo se le elimina la primera capa externa del grano, conservando así la mayor parte de sus propiedades. Sin embargo el arroz blanco es sometido a un refinamiento más intenso, donde se elimina el salvado y la mayor parte de la capa germinal. Esto no quiere decir que sea peor, simplemente son diferentes y cada uno nos aporta valores nutricionales distintos. ¿Lo mejor? alternarlos y saber elegir la variedad que nos va mejor con cada receta. 

Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: 25 minutos

 

Ingredientes para 4 personas

2 pechugas de pollo

2 limones

1 cucharada grande de harina

2 cucharadas de azúcar o sirope de arce

5 cucharadas de agua

2 tazas de racimos de brócoli

3 cucharadas de aceite de oliva en una sartén

sal

pimienta

Para el arroz

1 tazón de arroz integral

3 1/2  tazones de agua

1/2 taza de perejil

1/2 limón

3 cucharadas de aceite

sal

pimienta

 

Elaboración:

1.- Calienta el aceite de oliva en una sartén, sazona las pechugas de pollo y márcalas en una sartén durante 2 o 3 minutos por cada lado. Después retira a un plato.

 

2.- En la misma sartén agrega la harina sobre el aceite restante y fríela durante un minuto o hasta conseguir una masa ligera y dorada. 

 

3.- Exprime el zumo de los dos limones, viértelo junto al agua sobre la harina revolviendo hasta conseguir una salsa uniforme. Si te gusta el sabor cítrico de la piel, añade también su ralladura.

 

4.- Añade el azúcar, prueba y rectifica al gusto, transfiere las pechugas de pollo, cubre con una tapadera que tenga salida de vapor y cocina 3 o 4 minutos más.

  

5.- Mientras, prepara el arroz.

Cubre el fondo de una cazuela con el aceite y fríe el arroz revolviendo constantemente hasta observar que el núcleo se torna blanquecino. Vierte el agua, sazona al gusto, sumerge el perejil y cocina hasta conseguir un grano al dente.

 

6.- Escalda unos pequeños racimos de brócoli en agua caliente y después transfiere enseguida a un agua helada. De esta manera te quedará un bróculi crujiente y fresco.

Presenta tu pollo al limón sobre una cama de arroz y el tierno brócoli

 

 

 

Comenta esta noticia