19 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Central de Abasto de la Ciudad de México, tan desconocida como sorprendente

Está considerado el mayor centro comercial de toda América Latina y se estima que allí se mueven anualmente entre 8.000 y 9.000 millones de dólares. Merece la pena una visita.

Posiblemente si digo que la Central de Abasto de la Ciudad de México es, después de La Bolsa Mexicana de Valores, el mayor centro comercial por flujo de dinero, es difícilmente creíble.
Si digo que la Central de Abasto de la Ciudad de México es, en flujo de dinero, el centro comercial de mayor tamaño en América Latina, pudiera parecer exagerado.

Pero no, es cierto . La Central de Abasto de la Ciudad de México es una ciudad dentro de la megalópolis que representa la capital mexicana.

Tiene una superficie de 327 hectáreas. En ese "Principado" realizan transacciones suficientes como para que una ciudad de grandes dimensiones pudiera subsistir sin ningún resquicio de problema.

En la Central de Abasto se comercializa el treinta por ciento de la hortofrutícola nacional y se estima un movimiento económico anual a los ocho a nueve mil millones de dólares.

En la Central de Abasto se comercializa todo tipo de alimentos aunque está especializado en frutas - exquisita en la República Mexicana-; legumbres- la mayoría de los garbanzos que utilizamos para elaborar el cocido madrileño provienen del Estado de Sinaloa-; flores -la famosa flor de Nochebuena es genuinamente mexicana-; hortalizas, aves, carne, pescado, marisco y follajes.

La Zona Metropolitana Del Valle de México es su principal consumidor pero distribuye por toda la República y hacia el exterior.

En este paisaje urbano, con una heterogeneidad de productos y puestos, con el colorido del propio país, se encuentran hoteles y restaurantes. Porque la Central de Abasto de la Ciudad de México no es sólo una central. Se trata de conocer la idiosincrasia del auténtico México desde sus entrañas.

Los que visiten la capital conocerán los diferentes Méxicos de una manera global y atemporal como si el tiempo de hubiera parado o, mejor, no existiese.

Ahí radica toda la magia de la Central de Abasto de la Ciudad de México , el conocer al país en una probadita. Así es México, así es la Central de Abasto.

 

Alberto Peláez es el corresponsal de Televisa en España.

Comenta esta noticia