03 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El dato que avergüenza a Podemos: así reprime Cuba a los disidentes políticos

La dictadura castrista alabada por los principales dirigente de Unidas Podemos mantiene encarcelados a más de 10.000 personas sin delinquir, según publica una ONG.

11.000 civiles no pertenecientes a organizaciones opositoras, 8.400 de ellos convictos y 2.538 condenados, ambos grupos de conciencia con penas medias de 2 años y 10 meses de cárcel, por cargos denominados en el Código Penal como 'pre delictivos', es decir, sin delito. Ese es el estremecedor balance realizado por Cuban Prisoners Defenders, que ha explicado además, que, al menos 127 personas están encarceladas por motivos políticos.

Un elocuente recuento que ha dejado clara la represión que se vive en la isla y que se ha ido recrudeciendo en los últimos seis meses con 22 nuevos encarcelados. Sin embargo, y a pesar de las violaciones de los derechos humanos, los miembros de Unidas Podemos siempre se han mostrado tremendamente cercanos a la dictadura castrista, elevando a Fidel a la categoría de referente.

 De hecho, fue el propio vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias el que aseguró tras la muerte de Castro en 2016 que con él se iba "un referente de la dignidad latinoamericana y de la resistencia soberana", mientras de el ministro de Consumo alababa al dictador indicando que "Fidel fue una de esas personas que desafiaron a lo establecido, empujados por un sueño: un mundo más justo, una sociedad sin clases".

 

 

Pero lo cierto es que, a día de hoy, según la ONG en la isla hay 127 presos políticos que divide en convictos de conciencia, "privados de libertad únicamente por motivos de conciencia", con 74; condenados de conciencia, "personas altamente amenazadas y en proceso de condena", con 24; y "presos políticos adicionales", con 29.

Además, la organización ha puesto como ejemplo el caso del destacado opositor José Daniel Ferrer, detenido el pasado 1 de octubre por, supuestamente, secuestrar y propinar una paliza a un hombre en Santiago de Cuba. Fue juzgado la semana pasada con "enormes carencias procesales", si bien la sentencia no se conocerá hasta el 12 de marzo.

Ferrer es uno de los rostros más conocidos de la oposición cubana. Por ello, su caso ha acaparado "toda la atención de diferentes organismos internacionales", lo cual ha tenido "un efecto colateral desastroso para el régimen de la isla", que ha recibido las críticas de toda la comunidad internacional.

Aumento de la represión

Y es que, según la organización, en Cuba se está produciendo "un aumento de la represión, el control y la retórica de Guerra Fría de los elementos del régimen" que viene observando desde 2018 y que a su vez ha atribuido a "un debilitamiento de su aparato".

Todo ello, con el objetivo de "controlar a una población cada vez más mayoritariamente desafecta del sistema imperante, incluido entre los cuadros, y a una opinión pública internacional que cada vez es menos manipulable", han indicado. Sin embargo, desde uno de los partidos que están en el Gobierno, Cuba y Fidel Castro siguen siendo un referente.

Comenta esta noticia