20 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Harta: Carmena se rebela y pega duro a Iglesias y Ahora Madrid desde Canadá

Manuela Carmena en Montreal.

Manuela Carmena en Montreal.

La alcaldesa de Madrid ha dejado muestras del cisma total en su equipo de gobierno estando a más de 5.500 kilómetros de la capital. El líder de Podemos defiende a Sánchez Mato y Mayer.

La imputación de Carlos Sánchez Mato y de Celia Mayer ha pillado a Manuela Carmena en Montreal, Canadá, participando en el XII Congreso Mundial de Metrópolis.

De ello se aprovecharon sus concejales para este martes por la tarde escenificar una falsa unidad en torno a ambos concejales, abanderada por Rita Maestre.

Durante la misma, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid llegó a decir que ninguno de los dos dimitiría porque el Código Ético de Ahora Madrid no afecta a este caso, puesto que la Justicia persigue a Sánchez Mato y a Mayer -siempre según Maestre- por "luchar" contra la corrupción del PP.

Maestre explicó que durante todo el martes el equipo de gobierno estuvo al habla con Carmena, pero lo que no contó es el malestar de la alcaldesa de Madrid en un asunto que empezó mal -ambos concejales acudieron a la Fiscalía a sus espaldas- y ha seguido peor.

También Pablo Iglesias salió este miércoles en defensa de los imputados por su "ejemplar comportamiento".

El cisma en el Palacio de Cibeles es total, como ha desvelado ESdiario, y la propia Carmena ha dado una muestra de ello estando a más de 5.500 kilómetros de distancia de Madrid.

Allí, durante su participación en el XII Congreso Mundial de Metrópolis, la alcaldesa de Madrid se ha rebelado contra Iglesias y la troupe de Ahora Madrid de una manera muy particular.

Carmena ha querido mandar un mensaje de "solidaridad" a la oposición venezolana y ha pedido la "pronta liberación" del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, sustituido por Helen Fernández como alcaldesa en funciones durante su estancia en prisión. Con quien Carmena ha dicho tener "mucho contacto".

Podemos y buena parte de Ahora Madrid no solo están haciendo la vista gorda con la represión del régimen venezolano, sino que varios de sus dirigentes han culpado la oposición de provocar las revueltas y los asesinatos. 

Precisamente este martes Podemos votó en contra en el Congreso de una proposición no de ley del PP para endurecer la posición de España sobre los métodos de Nicolás Maduro y su ejército. 

Así que Carmena les da en su punto débil. Y no es la primera vez que lo hace.

Comenta esta noticia
Update CMP