Camps pasa al ataque porque no le han pillado como a Garzón o a la ministra

El ex presidente mantiene que su imputación en la pieza 5 del caso Gürtel se basa sólo en declaraciones de parte. Camps lanzó una llamativa andanada al salir de la Audiencia Nacional.

Francisco Camps mantiene que, tras una minuciosa investigación de más de diez años, no existen pruebas de que ordenara a sus colaboradores contratar con la trama Gürtel en su etapa como presidente de la Generalitat.  Dos han sido las líneas argumentales durante su declaración como imputado en la Audiencia Nacional: 1) aportar datos para negar la relación de amistad con Álvaro Pérez "El Bigotes" ('amiguito del alma', según una grabación)  2) sostener que siempre estuvo al margen de los procesos de adjudicación de la Administración. 

Pero donde intenta poner el acento es en que todo este proceso abierto se basa en "declaraciones de parte". "¿Cómo es posible que diez años abierto en canal y nadie haya descubierto ni una reunión con policías como la de Dolores Delgado, ministra de Justicia o el exjuez Baltasar Garzón donde se habla de 'qué bueno que tengáis una red de prostitución para sacar información y extorsionar'?", se preguntaba Camps a la salida del Juzgado Central de Instrucción número 5, que preside José de la Mata.

Un "relato que creó la izquierda"

En realidad no se trataba de una pregunta, sino de una carga de profundidad ya que, en su opinión, es víctima de una conspiración tejida en altas esferas. Un relato  que "creó la izquierda"  para alejarlo de la política y acabar con el PP  por corrupto. "Todo lo que se hizo, se hizo bien, y no hay ni un dato, ni prueba ni circunstancia que varíe" , dijo a los periodistas.

Camps subraya que su caso tiene mucha más expectación que la que afectan a "políticos del PSOE  que tienen empresas para esconder beneficios y yo lo que tengo es la misma casa que tenía cuando entré en la Presidencia de la Generalitat y nada más que eso, me pregunto ¿Dónde está aquí esta historia que se ha contado? ¿Todo esto que se hacía aquí a cambio de qué era?", ha planteado.

El expresidente está imputado por prevaricación y fraude a la administración en esta pieza número 5 del 'caso Gürtel' que afecta al stand de Fitur de Grandes Proyectos de 2009. Del caso Nóos quedó finalmente al margen. Del proceso por los trajes absuelto. Y recientemente tanto el fiscal anticorrupción como el juez piden el sobreseimiento de una de las partes del caso de la Fórmula 1, si bien  la abogacía de la Generalitat ha recurrido.

Sobre el hecho de que algunos colaboradores y compañeros de gestión, como Ricardo Costa, le estén señalando ahora ante el juez como responsable de las adjudicaciones objeto de la investigación, Camps se ha limitado a apuntar que "llevan 10 años diciendo justo lo contrario" y si "en las últimas 48 horas por circunstancias personales" han "querido cambiar de opinión", es cosa suya. "Yo no he cambiado de opinión", ha zanjado.

Gran parte de las dos horas y media de declaración en la Audiencia Nacional versó sobre la supuesta relación de amistad con  Álvaro Pérez, el responsable en Valencia de Orange Market.  Camps ha aportado datos para tratar de desvirtuar las acusaciones de "El Bigotes". El ex presidente reconoció haber asistido a la boda del publicista, pero dijo que fue por hacer un favor a Costa, el que fue su mano derecha en el PPCV. En otro momento trató de desmontar la versión de Pérez sobre el Open de Tenis, ya que dijo lo organizaba una empresa del tenista Juan Carlos Ferrero y no la Generalitat.

El audio para construir la trama

Para Camps, el audio de la conversación telefónica grabada un 24 de diciembre en la que se refería a Alvaro Pérez como "amiguito del alma" es un relato artificial pero que ha servido para ridiculizarlo y como elemento inequívoco para construir la trama. Además, ha dicho que "no hay hilo conductor que valga" entre él y 'el Bigotes', tampoco el que fuera conseller y portavoz de la Generalitat Esteban González Pons, que según la declaración de Pérez, fue quien dio el primer contrato en Valencia a Orange Market.

"Esteban González Pons es un político ejemplar y extraordinario", ha destacado, para apuntar que a los dos les gusta "la convicción por el trabajo político y la seriedad y trabajar por los ciudadanos".

Comenta esta noticia
Update CMP