30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sopa de lentejas al limón, vegana y altamente nutritiva

La mezcla perfecta de especias e ingredientes convierten este plato en algo que merece la pena hacer y repetir una y otra vez.

Altamente nutritiva, la lenteja es uno de los alimentos más humildes y asiduos en las despensas de nuestro país. Forma parte indiscutible de nuestra dieta mediterránea y su cultivo está considerado como uno de los más antiguos. Es un verdadero caballo de batalla, con ella se elaboran desde estofados a cremas, guisos, ensaladas, guarniciones e incluso saludables y deliciosas hamburguesas.

Para hacer este plato excepcionalmente fácil necesitas una lenteja pardina o francesa, que es como se le llama a la variedad más pequeña, una selección de verduras simples, un elenco de especias olorosas y un caldo de verduras, al ser posible, casero. Si te animas a prepararlo, lo mejor es que lo hagas el día anterior y pongas a hervir en dos litros de agua durante 25 minutos; dos puerros, dos zanahorias, una cebolla, un tallo de apio, un nabo, un poco de calabaza y unas ramas de perejil. Después cuela el resultado para retirar los solidos y obtendrás un caldo demasiado rico, para hacer que esta receta cien por cien fresca y puramente vegetariana se convierta en una de tus favoritas. 

 Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: 40 minutos

 

Ingredientes para 4 personas

350 gramos de lentejas

1 litro y ½ de caldo de verduras

1 cebolla

1 zanahoria

1 tallo de apio

2 dientes de ajo

2 tomates rojos

2 limones

1 taza de hojas de kale

1 cucharadita de jengibre en polvo

1 cucharadita de cúrcuma en polvo

½ cucharadita de pimentón dulce

¼ cucharadita de canela

½ cucharadita de comino molido

¼ cucharadita de pimienta

sal

aceite de oliva

 

Elaboración:

1.- Pica menudito la cebolla, la zanahoria, el apio, los ajos y los tomates retirando previamente las semillas. Cubre el fondo de tu cazuela con una fina capa de aceite de oliva y rehoga suavemente los ingredientes anteriores, excepto el tomate, hasta que comiencen ablandarse y a desprender sus sabores. Sazona al gusto.

2.- Incorpora ahora los tomates junto a las especias que van a dar una profundidad increíble a esta sopa: el jengibre, la cúrcuma, el pimentón dulce, la canela, el comino, la pimienta, y si te gusta el picante, puedes añadir en este momento una cayena partida o unos divertidos copos de chile. Revuelve durante 40 segundos para que desprendan todos sus aromas y se integren a la perfección con el resto de los ingredientes.

 

3.- Agrega las lentejas lavadas, el caldo, cubre con la tapadera y cocina durante 30-40 minutos. Dependiendo de la variedad de lenteja que utilices es posible que necesites más o menos tiempo, así que lo mejor es que compruebes que están tiernas. Si decides hacerlo en una olla rápida, una vez suban las anillas, baja la intensidad del fuego y mantén durante 5 minutos más.

 

4.- Cuando estén listas vierte el zumo de un limón…

… y sumerge las hojas de kale cortadas en finas tiras, Un par de minutos en contacto con el calor bastará para que se marchiten. No busques una cocción completa, solo que estén verdes, preciosas y un poco crujientes.

 

Termina con unas brillantes rodajas de limón…

 

Sirve bien caliente y disfruta.

 

Comenta esta noticia