27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Dos detalles de Suárez y Joao dan la victoria a un Atleti que pierde a Costa

Luis Suárez, en el disparo que significó el gol de la victoria del Atleti en Vigo.

Luis Suárez, en el disparo que significó el gol de la victoria del Atleti en Vigo.

El Atlético de Madrid vence (0-2) al Celta en Vigo gracias a un gol de Luis Suárez y otro de Carrasco en un encuentro equilibrado en el que se lesionó Diego Costa.

El Atlético de Madrid tuvo fortuna para vencer al Celta en Balaídos con un gol de Luis Suárez en el minuto 5 del encuentro y otro de Carrasco en la última jugada del encuentro. El uruguayo no falló en la mejor jugada que realizó el equipo de Simone en todo el partido. Tocaron seis jugadores del Atleti a un toque: Torreira, Lemar, Koke, Manu Sánchez, Diego Costa y Suárez, y el ex del Barcelona marcó su tercer gol en la temporada. 

Entre esos seis futbolistas, dos novedades: Lucas Torreira, el último en llegar y que realizó un encuentro serio sin más, y Manu Sánchez, que cubrió la banda izquierda del equipo ante la ausencia de Renan Lodi. 

Salió muy bien el Atlético en Vigo, pero más por la torrija que tenían los jugadores celestes que por su propia dinámica. Fueron buenos 15 minutos, con Diego Costa y Luis Suárez perfectamente compenetrados y metiendo el miedo en el cuerpo al conjunto de Óscar García prácticamente en cada ocasión. Incluso Lemar, también sorprendente en el once antivirus FIFA del Cholo, se quiso sumar a la fiesta. El irregular francés intentó el gol olímpico, que acabó golpeando en el travesaño, una vez superado Iván Villar. 

Sin embargo, el Celta despertó y, a partir del minuto 20, equilibró absolutamente el encuentro. Oblak realizó el milagro de cada tarde al rechazar un disparo de Santi Mina dentro del área y el canterano Carreira golpeó al palo una fantástica jugada del Celta. El equipo vigués mereció, al menos, empatar el encuentro en esa primera parte, apoyado, por ejemplo, en lo mal que sigue jugando Mario Hermoso en cada ocasión que el Cholo le pone en el equipo. 

Lo peor para el Atleti fue la lesión de Diego Costa, que muscularmente se rompió en una excelente jugada que Luis Suárez falló con todo a favor. Mínimo tres semanas de baja para el hispano-brasileño, que había empezado de manera notable esta temporada tan extraña. 

El dominio del Celta volvió a ser significativo en esta segunda parte, aunque con ocasiones menos claras que en el primera parte. El encuentro se equilibró un poco con los cinco cambios que introdujo Simeone, uno de ellos, Joao Félix, que no había brillado durante los 40 minutos de que dispuso. Sin embargo, el portugués fue protagonista de la última jugada del partido. Después de dos minutos, ya en el descuento, aguantando la victoria en córner del Celta, Joao Félix soltó un latigazo que golpeó en el larguero y que Carrasco transformó en gol. 

Dos victorias y dos empates para una temporada que no ha hecho otra cosa que comenzar y que busca, el próximo miércoles en Munich ante el Bayern, la primera reválida en el regreso de la Champions. 

 

Comenta esta noticia