La Federación ningunea al Valencia CF... ¿con motivos?

Mestalla no será finalmente el escenario de la final copera

Mestalla no será finalmente el escenario de la final copera

El estadio Benito Villamarín se termina imponiendo a Mestalla en la pugna por la final de la Copa del Rey. La atractiva oferta hispalense inclina la balanza pese a ser el año del Centenario.

Primaron las cuestiones económicas

El impacto crematístico que la oferta de Sevilla conllevaba, a través de la cesión del 80% del canon que a la organización corresponde - el Valencia solo cedía el 20% -, ha resultado un factor insalvable para la candidatura che. A ello hay que unir el mayor impacto que un recinto de un aforo superior - el Benito Villamarín cuenta con más de 60.000 plazas después de su última remodelación - puede ofrecer desde el mismo punto de vista al estamento federativo en relación a un Mestalla que apenas alcanza las 50.000.

Las ayudas de la Generalitat, muy limitadas

Precisamente, el aspecto tratado con anterioridad tiene su punto de partida en la decisión de las instituciones y, en particular, de la Generalitat Valenciana. La cuantía de las ayudas institucionales que en un principio se iba a ofrecer, al parecer, estaba íntimamente ligada a condiciones como el aparejamiento de la disputa de la final de la Copa de la Reina en la misma sede - lo cierto es que la RFEF así lo planeó en un primer momento -. No obstante, la concesión de ésta a Granada para disputarse el próximo 11 de mayo hizo que la puja resultara algo menos atractiva a ojos de las principales entidades valencianas.

Mestalla, tradicionalmente idóneo para las disputa de finales

A pesar de haber albergado el coliseo che con éxito hasta tres finales coperas durante la última década, éste es un aspecto que la nueva RFEF ha decido obviar. La prioridad de determinar una sede antes de conocerse los finales para no incidir en el desbarajuste de los años precedentes propició un concurso en el que Mestalla y el feudo bético se postularon desde el principio como máximos favoritos, incluso con el aliciente añadido de que ambos siguen aún en competición y podrían gozar de una ventaja que ya solamente podrá servir de motivación para los andaluces.

Cabe recordar que la última ocasión en la que el lugar se determinó meses antes de la final sí tuvo al recinto valencianista como consensuado vencedor, enmarcándose el triunfo del FC Barcelona del sextete en 2009 ante el Athletic de Bilbao dentro de los actos del Centenario de la Federación Valenciana y el 90 aniversario del club.

El partido de la selección, otro presunto obstáculo

Aunque en un primer instante el Valencia CF reclamó la organización del choque frente a Suecia por considerarlo el más atractivo dentro de la fase de clasificación para la Eurocopa'20, la concesión del duelo inicial ante otro conjunto nórdico como Noruega, a disputarse en Mestalla el próximo sábado 23 de marzo, parecen haber dado por satisfechas las pretensiones ches - al menos eso se piensa - desde la RFEF. La cercanía de dicho evento con la fecha del Centenario, o el simpático encuentro de leyendas entre valencianistas y miembros de la Selección Española programado para el día siguiente se entienden, desde dicho estamento, también como cuestiones enfocadas a realzar la efeméride.

Comenta esta noticia
Update CMP