22 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La unidad de España mide a Casado y Sánchez: "El 28-A es un referéndum"

El líder del PSOE intenta recuperar terreno en su gran punto débil, el pacto con los soberanistas. Pero el PP, Cs y Vox no se lo pondrán fácil y plantean el 28A como un plebiscito.

"¿No querían referéndum? Referéndum el 28 de abril, elecciones generales, o Sánchez con Torra, Puigdemont, Batasuna y Podemos o el PP rescatando a España de la independencia, de la ruina económica y la indignidad de estar a los pies de quienes quieren romper España".

Son palabras de Pablo Casado pronunciadas este domingo en Málaga, para definir uno de los ejes estratégicos del PP para esta campaña electoral: no se elige solo al presidente del Gobierno; también el futuro del país, un mensaje de calado que inquieta en las filas de Pedro Sánchez, consciente de que su credibilidad en este ámbito es baja tras la moción de censura.

"Con el PSOE, Cataluña no será independiente", replica el líder socialista, aprovechando también que antes de pasar por las urnas, todos los mensajes son gratis: enfrentarse al independentismo en precampaña no tiene coste; pero se trata de lograr que cale ese mensaje o se imponga la idea, muy extendida, de que volverá a pactar con ellos, incluso de una forma más clara al incorporar probablemente a Podemos al Consejo de Ministros si le dan las cuentas.

 

Casado, mientras, insiste en la idea, que junto a la economía, el paro y -está por ver- los escándalos de Sánchez y sus ministros, monopolizarán su discurso. "Que venga Torra, tan valiente que es, al Congreso con una proposición de ley del Parlament de Cataluña y veamos si la soberanía nacional quiere romper España o defenderla", ha asegurado, antes de recordar que la Constitución "permite incluso la independencia si se va por los cauces de la soberanía nacional".

Contra Sánchez

Para Casado, "una cosa es que podamos entender que haya gente que va a Madrid a pedir la independencia y otra que el presidente del Gobierno le ponga la alfombra roja, se reúna con ellos en Pedralbes y pacte con ellos 24 medidas para conseguir la independencia".

"Y eso es lo que no puede ser, por eso tenemos que desalojar al Gobierno de Pedro Sánchez que es el máximo aliado de Torra, de Puigdemont y de todos los que ayer fueron a pedir lo que está permitido, pero que no es admisible desde un punto de vista de los que queremos la unidad nacional y la igualdad de los españoles", ha aseverado.

En este terreno, Casado parece aventajar a Sánchez, que ha dado orden a todos sus ministros y colaboradores de reforzar su gran punto débil, junto al económico: en los próximos días se notará un distanciamiento, cada vez mayor, del soberanismo. Que sea un ardid retórico o un compromiso real queda en el aire. Y PP, Cs y Vox lo explotarán.

Comenta esta noticia
Update CMP