01 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos se ahoga en su cloaca: tendrá que devolver miles de euros sin justificar

Pablo Iglesias

Pablo Iglesias

El Tribunal de Cuentas ha pedido a distintas formaciones integradas en Unidas Podemos que devuelvan al Ministerio del Interior casi medio millón de euros en subvenciones.

La cloaca de Podemos se hace cada día más grande. El estallido del llamado 'caso Dina' solo ha sido el principio de los escándalos de la formación morada que ahora se ahoga con un informe demoledor del Tribunal de Cuentas en el que exige de devuelvan casi medido millón de euros que le fueron entregados como subvenciones de cara a las elecciones y que están sin justificar.

De hecho, ha pedido a distintas formaciones ahora integradas en Unidas Podemos que devuelvan al Ministerio del Interior casi medio millón de euros que les fueron concedidos en 2016 en concepto de subvenciones para sufragar gastos de seguridad, pero que no fueron utilizados estrictamente para los fines que establece la ley o que ni siquiera se han usado.

 La formación de Pablo Iglesias recibió subvenciones para gastos de seguridad del ejercicio 2016 por importe de 384.276,94 euros y dijo haber invertido en este concepto 452.955,97 euros, pero ahora el tribunal ha detectado algunos conceptos no subvencionables por esta categoría que suman 323.828,22 euros

De hecho, la mayor parte de ellos corresponde a los laborales de ocho trabajadores cuyas funciones no se ajustaban exactamente a las tareas de seguridad por las que se pueden recibir subvenciones, tales como el control de la entrada de su sede o labores de seguridad informática, y que, por tanto, deben ser devueltos.

También detecta irregularidades en las últimas elecciones

Pero no sólo eso, sino que también detalla otras irregularidades en la gestión de las cuentas de la formación morada correspondientes a las últimas elecciones generales, ya que en su informe fiscalizador de los comicios del 28 de abril de 2019 algunos pagos que Unidas Podemos no ha justificado convenientemente.

En concreto hace referencia a una factura de 133.100 euros que según la formación están perfectamente acreditados, pero que según explica el documento "sólo ha identificado los actos en los que se han utilizado algunos de los diseños sin acreditar la efectiva participación del proveedor en los actos electorales, ni los medios humanos y materiales utilizados en los mismos".

Además, también asegura que "figuran gastos por operaciones ordinarias, por importe total de 290.727,41 euros, cuyos conceptos no tienen la consideración de gasto electoral con arreglo a lo establecido en el artículo 130 de la LOREG, por lo tanto, y de acuerdo con los criterios técnicos aprobados en la Instrucción del Pleno del Tribunal de Cuentas para su aplicación en el presente proceso electoral, los referidos gastos no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales".

Pero si hay un dato que ha llamado la atención al organismo fiscalizador ha sido "un trabajo de consultoría al tener como objetivo la elaboración de líneas de campaña, la estrategia y el análisis de candidatos/as y la producción de material de carácter electoral".

Este corresponde, según la formación a un contrato de prestación de servicios, por importe de 363.000 euros, pero según el tribunal, "la empresa proveedora fue objeto de inscripción constitutiva en el Registro Mercantil el 19 de marzo de 2019, no coincidiendo su objeto social con las prestaciones contratadas".

De hecho, según José Manuel Calvente, exabogado de Podemos, expulsado de la formación tras haber sido acusado de un delito de acoso sexual, finalmente archivado, corresponde a la empresa Neurona. ligada por varios medios al ideólogo de Podemos, Juan Carlos Monedero.

Comenta esta noticia