30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

4 trucos para aumentar el tamaño de tus brazos en el gimnasio

Hoy te contamos los mejores consejos para aumentar el tamaño de tus brazos con formas diferentes de llevar a cabo los ejercicios en el gimnasio.

¿Vas al gimnasio pero tienes problemas para aumentar el tamaño de tus brazos? No te preocupes, es algo que le pasa a muchas personas, que, pese a entrenar con constancia, no acaban de conseguir este objetivo. Es muy posible que necesites hacer pequeños ajustes a tu entrenamiento que cambiarán radicalmente tu situación; por esto hoy te recomiendo encarecidamente que consideres seguir e implementar en tu rutina estos trucos que verás a continuación.

No tengas un día de brazo en la rutina

Esta afirmación te puede parecer contraproducente, pero ahora te explico porque tener un día de brazo en tu rutina puede estar frenando tus resultados. Es muy común en muchas rutinas dedicar un día a la semana a hacer ejercicios para todos los músculos que forman el brazo. El problema de este planteamiento es que al empezar por los hombros y seguir con el bíceps, para cuando llegue el momento de trabajar el tríceps estarás agotado/a y no podrás entrenarlo con la intensidad que se merece.

Como el tríceps es el principal responsable de aportar volumen al conjunto del brazo, dejarlo para el final puede ser el motivo por el cual no acabas de ser capaz de aumentar el tamaño del brazo. Si no quieres prescindir del día de brazo, intenta priorizar el tríceps frente al bíceps.

Si quieres seguir una rutina que sí tenga bien estructurado el entrenamiento de brazos y de los demás músculos, prueba con una rutina Push Pull Legs, una Fullbody o una TorsoPierna. Las tres rutinas tienen sus particularidades, pero todas hacen un planteamiento inteligente con el que tienes muchas más posibilidades de progresar y, por lo tanto, cumplir tu objetivo de lucir un brazo más grande y estético.

Entrena todas las cabezas del tríceps

Como he mencionado antes, el tríceps es el principal responsable a la hora de dar una apariencia grande al brazo. Lo que muchos/as no saben es que el músculo se divide en tres partes y que, si una de ellas no se entrena, el tríceps nunca va a tener un aspecto completo e imponente. Estas tres partes o cabezas son la cabeza larga, la cabeza media y la cabeza lateral. Para trabajar cada una de ellas, debes realizar unos ejercicios en concreto, que estimularan por separado cada zona.
Cabeza larga: Press francés, press banca con agarre cerrado.
Cabeza media: Patada de tríceps, fondos.
Cabeza lateral: Extensión de tríceps, fondos.

No te olvides de entrenar el antebrazo

Cuando se trata de aumentar el tamaño del brazo, no siempre se tiene en consideración el aporte visual que conlleva tener unos antebrazos fuertes que estén a la altura del bíceps, tríceps y hombros. Puedes tener suerte y tener una genética que con solo trabajar el bíceps ya te desarrolle los antebrazos muy notablemente. Si no es tu caso, tendrás que dedicar un mínimo de tiempo a entrenarlos de forma aislada. Con unos antebrazos desarrollados, todo el brazo va a adquirir un aspecto muy diferente, sobre todo cuando vistas camisetas.

Controla siempre la fase negativa en los ejercicios de brazo

Si me dieran un céntimo por cada persona que he visto en el gimnasio haciendo un curl de bíceps sin tener en consideración la fase negativa, es decir, levantando el peso pero bajándolo sin ningún tipo de control, sería un hombre rico. Fuera de bromas, mucha gente se olvida de que para completar una repetición, hay que hacer correctamente dos fases: La concéntrica y la excéntrica.

La excéntrica, también llamada negativa, también es muy importante a la hora de estimular el músculo y en los ejercicios para brazo la gente se la suele pasar por alto muchas veces. Si controlas la fase negativa, llegando a notar cómo se estira el músculo, te aseguro que tus brazos harán un cambio de tamaño considerable.

Comenta esta noticia
Update CMP