02 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Monedero masajea a un Iglesias entregado ahora al papel de víctima

El líder de Podemos pudo explicarse en una larga entrevista con su compañero y, lejos de hacer autocrítica, achacó el hundimiento de Podemos a una campaña mediática para desprestigiarles.



Todos contra Podemos y, en particular, contra Pablo Iglesias. Este es el argumentario al que se aferran ahora en la formación morada para tratar de justiciar su desplome electoral y su progresiva desintegración. Y el líder podemita tuvo ocasión de estrenar esta renovada estrategia, sin preguntas incómodas ni réplicas feroces, en el mejor escenario posible: el programa de televisión por internet que conduce su compañero Juan Carlos Monedero.

Lejos de hacer autocrítica, y mucho menos de recibirla por parte del que fuera cofundador de Podemos, Iglesias achacó el desastre que ha padecido Podemos en las urnas por la siempre recurrente conspiración mediática, maridada con las no menos socorridas cloacas.
"Se han estado fabricando noticias falsas para desprestigiar a Podemos y a algunos de sus miembros, los medios lo reconocen. Hay impunidad sobre las cloacas y se va a seguir mintiendo", explicó Iglesias.

El secretario general de Podemos también habló largo y tendido de Íñigo Errejón al que consideran responsable principal del otro motivo de debilidad de Podemos, la división.  Iglesias comparó el trato que, según él, recibe el ahora candidato de Más Madrid con el que ha recibido él. "Alguien que recibe palmadas siempre es porque no hace las propuestas que cambian la vida de la gente", ha dicho.

"Que digan lo que quieran, a todos se nos juzgará por nuestros actos. No quiero entrar en las miserias ni los rencores de nadie", ha dicho Iglesias, quien ha defendido la decisión que tomó tras Vistalegre 2 de pactar con Errejón que este fuera el candidato en la Comunidad de Madrid. "Lo volvería a hacer. En política hay que hacer las cosas de las que estás convencido", ha dicho.

Iglesias dedicó también duras palabras a la todavía alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. "Sentí vergüenza cuando escuché a Carmena decir que el problema de los desahucios no eran los bancos", aseguró. "Entiendo que los medios te van a tratar bien si lo dices. Piensas, 'vamos a llevarnos bien con Florentino porque así Ferreras nos trata bien'. Yo no voy a ser así y mientras esté al frente de Podemos vamos a ser una fuerza que tenga claro con quién está", sentenció.

Y en cuanto a los pactos con Pedro Sánchez, dejó muy clara su tesis: "Si entramos en el Gobierno nos podemos convertir en una referencia en la Unión Europea que haga de la socialdemocracia española una referencia alternativa a lo que ocurre en Italia", ha dicho. "Un acuerdo de Rivera con Sánchez es pan para hoy y hambre para mañana. Colocaría en año y medio a nuestro país en una crisis social de imprevisibles consecuencias", zanjó.

 

Comenta esta noticia
Update CMP