21 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La cazada in fraganti de la Reina Sofía con su nieta que no deja bien a Letizia

Por más que la madre de Felipe VI intenta pasar lo más desapercibida posible en los últimos y convulsos tiempos lo cierto es que siempre la terminan pillando y hay imágenes que valen más.

Mucho se habló este verano de la cantidad de imágenes que dejaron ver en Palma de Mallorca la Reina Sofía y su nieta Leonor en las situaciones más diversas y distendidas... siempre bien cogidas de la mano. ¿El objetivo? Demostrar que abuela y nieta se llevan a las mil maravillas para apagar los fuegos que levantó aquel rifirrafe en la Catedral de Palma en el que Doña Letizia no quería una foto de su suegra y su hija juntas y la Princesa de Asturias se quitó de encima la mano de la Reina Sofía...

Sin embargo, este empeño de ir agarradas de la mano a todas partes en verano lo que provocó fueron las sospechas de los más malévolos y críticos con la Casa Real. Uno de ellos Carlos García Calvo, que esta semana aprovechaba su blog en Yo Dona para marcar las diferencias entre unas nietas y otras.

Y es que a su juicio, lo más importante de la semana en el mundo "royal" "es que la Reina Sofía (es hora de que dejen de llamarla "emérita" incorrectamente) haya estado comprando ropa de la marca Pull & Bear en su tienda del barrio de Salamanca de riguroso incógnito con su nieta Irene Urdangarin, donde se la encontró mi compañera y sin embargo amiga Ana Romero. Qué diferencia con la ida a la pescadería del Mercado del Olivar de Palma este verano. Seguro que con Irene no iba de la mano", sentencia con no poca ironía...

Comenta esta noticia
Update CMP