18 de julio de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Amador Mohedano pone contra las cuerdas a Rocío Carrasco

La pelota está en el tejado de Rocío Carrasco

La pelota está en el tejado de Rocío Carrasco

Desde que Rocío Jurado se fuera de este mundo, los suyos viven inmersos en el enfrentamiento. Rocío Carrasco nada quiere saber de los Mohedano. Sin embargo, ahora tiene que mover ficha.

Lo de Amador Mohedano y Rocío Carrasco saltó por los aires tras el fallecimiento de Rocío Jurado. Al irse ella, que era el pegamento que unía al clan, se acabó el guardar la compostura para contentar a la artista. Su hija mayor dio un giro radical para apartarse totalmente de los Mohedano. Los primeros indicios de que todo había cambiado se vieron tras abrir el testamento de la cantante. Un polémico legado por lo extraño de su repartición. De hecho, fue muy difícil que las partes se pusieran de acuerdo. Reuniones y más reuniones en las que se vivió de todo y casi nada bonito. En una de ellas, sucedida en una notaría, Rociíto se alteró de tal manera que no dudó en hacer algo impensable en ella hasta entonces, así lo explicó Amador: “Nos llamó, a mi hermana Gloria, a mi cuñado José Antonio y a mí, sinvergüenzas”. Aquello marcó un antes y un después. Por un lado, los Mohedano. Por otro, Rocío Carrasco.

Hace algún tiempo, el hermano y manager de la Jurado explicó que no le habían sorprendido los problemas de su sobrina con su hija. Vamos, que lo esperaba dado el carácter de la Carrasco. Al respecto, expresó que su hermana aguantaba mucho. Se callaba porque evitaba discutir con su hija para no perderla. Al parecer, no recibe bien los consejos ni el contraste de pareceres. A pesar del cisma que viven ambos bandos, y dado que Ro y Da están en medio, Amador ha lanzado un mensaje a su sobrina más díscola en el que afirma estar dispuesto a escuchar su versión de los hechos en relación a los motivos que la han llevado al distanciamiento con sus hijos. Con Ro no se habla desde hace años y con Da lleva camino de lo mismo. Hace  unos meses coincidieron en el juzgado y ni se acercó a él. El chico quedó tocado y hundido.  

Y como no hay una sin dos, Amador también se ha abierto en relación a su ex mujer. Hace tres años que no han vuelto a hablar y a él le gustaría que se sentaran para mantener una conversación donde dieran respuestas a esas preguntas y silencios que les persiguen. La suya fue una ruptura televisada porque a Rosa Benito así se le antojó. Mientras tanto, desde Chipiona, su marido asistía atónito al espectáculo de la madre de sus hijos, que llegó a fundir su alianza matrimonial en directo. No obstante, con el distanciamiento y la tranquilidad que da el paso del tiempo, el manager cree que ya pueden empezar otra etapa. A pesar de que como pareja ya nada queda, quiere mantener contacto para recuperar esa esencia familiar que tan dentro llevan los Mohedano. Para nada se trata de buscar una segunda oportunidad amorosa, pues él manifiesta que está bien con su actual pareja, a la que considera una estupenda compañera de viaje. Y mientras por su lado impera la calma y las ganas de reunificación familiar, Rosa anda manifestando en redes sociales que está en una nube. Apunta a un caballero que le ha devuelto la sonrisa. No sería la primera vez que utiliza una estratagema así para conseguir que los focos apunten a su persona. Quienes la conocen aseguran que está deseosa de volver a televisión.

Comenta esta noticia
Update CMP