¿Acompañó alguien más al presidente Sánchez en Benicàssim?

La oposición estudia preguntar parlamentariamente al Gobierno si hubo más desplazamientos en vehículos oficiales en relación con el concierto de The Killers en el FIB al que acudió Sánchez.

Ya sabemos que Sánchez viajó a Castellón en un Falcon 900B, y que el coste de sacarlo del hangar es de 5.600 euros por hora de vuelo. En el desplazamiento desde Madrid se tarda hora y media aproximadamente. A ese gasto hay que sumar las dietas de la tripulación y el personal de seguridad. También el de abrir un aeropuerto que la mayor parte del tiempo -incluidas las horas que nos ocupan- está cerrado. La esposa e hijas de Pedro Sánchez viajaron a Castellón, pero en coche, según La Moncloa. No consta que fuera particular. Todo, por un “evento cultural, es decir, agenda cultural por la noche” según la explicación de la vicepresidenta Carmen Calvo. Sin embargo, en la agenda oficial del Gobierno para ese día dicho “evento” no existe.

Al concierto de The Killers se sabe que los Sánchez acudieron con Susana Ros, diputada socialista por Castellón amiga de la pareja. Según ha podido saber ESdiarioCV otros diputados, pero de la oposición, se plantean formular una pregunta parlamentaria al Gobierno (además de las ya conocidas) acerca de un presunto desplazamiento a Barcelona la mañana después del concierto, que se habría producido en coche oficial de la Delegación del Gobierno en Valencia, de un amigo del presidente que al parecer también habría asistido al “evento cultural”.

El que ya ha presentado una batería de preguntas relacionadas con el caso es el senador Carles Mulet, de Compromís, que se ha interesado por el coste del desplazamiento del presidente del Gobierno “y acompañantes” al Festival de Benicàssim.

Comenta esta noticia
Update CMP