17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El portavoz del PSOE remata y sentencia a Susana Díaz: le quedan dos telediarios

Susana Díaz en la sesión de este miércoles.

Susana Díaz en la sesión de este miércoles.

A pesar del esfuerzo de la hasta ahora presidenta andaluza por reivindicarse como líder de la oposición a Juan Manuel Moreno, sabe que su futuro no está en sus manos sino en las de Sánchez.

"Usted dedíquese a gobernar, que yo me dedicaré a hacer oposición". Se lo dijo este miércoles Susana Díaz a Juan Manuel Moreno, pero sabe la líder del PSOE de Andalucía que su propio futuro no está en sus manos.

Díaz se reivindicó ante el nuevo presidente como la ganadora de las elecciones y la, desde hoy, líder de la oposición. Aun siendo consciente de que Pedro Sánchez ya le ha dado la extrema unción política y solo espera a que pasen las elecciones de mayo para quitársela de en medio. 

Y por si fuera poco fue el mismísimo portavoz del PSOE y no Juan Manuel Moreno el que terminó de hundir a su compañera de filas en un día trágico para el socialismo andaluz. 

Poco antes de que Díaz se estrenara en la oposición, Óscar Puente mostró públicamente su rechazo a que el PSOE andaluz haya alentado y financiado -fletando autobuses- la manifestación que el martes al mediodía se produjo a las puertas del Parlamento. 

"No me produce una sensación muy favorable ver a gente manifestándose a la puerta de un parlamento elegido democráticamente. No me gusta aunque reconozco el derecho de los ciudadanos a expresar su disconformidad", señaló Puente, con recado incorporado a Díaz.

Y añadió que los andaluces tuvieron el 2 de diciembre "una oportunidad" de impedir esa "regresión" mediante el voto, que "es lo que deben hacer las sociedades democráticas maduras".

Para mayor escarnio, Moreno le leyó a la socialistas esas palabras de Puente durante el debate. 

Este último, también alcalde de Valladolid, ha sido el más duro con Díaz desde su victoria insuficiente en las elecciones de diciembre. Días después de aquello, en una entrevista en la televisión regional sostuvo:

"En Andalucía venimos de 38 años de gobierno, con todo lo que ello supone de hartazgo, de cansancio. Con un liderazgo debilitado porque la candidata que teníamos en Andalucía ha intentado ser secretaria general del partido hace no mucho tiempo, no le salió muy bien, no dio una sensación muy buena. Y claro, luego volver a Andalucía, envolverte en la bandera de Andalucía y tal, no sé hasta qué punto eso es creíble".

 

Comenta esta noticia
Update CMP