La viuda negra de Alicante se ha 'curado' de su tetraplejia en la cárcel

Conchi y Paco han salido andando de los respectivos furgones policiales para asistir a la primera sesión del juicio / FOTO: O. Avellán

Conchi y Paco han salido andando de los respectivos furgones policiales para asistir a la primera sesión del juicio / FOTO: O. Avellán

Conchi ha bajado andando del furgón policial y ha entrado a pie en el juzgado, después de fingir tetraplejia al ser detenida. Está acusada, junto a su amante, del asesinato de su marido

Se trata de una de las historias más novelescas de los últimos años. Una mujer joven se casó con un camionero jubilado. Simula una discapacidad y busca un cuidador, con el que planea el asesinato de su recién estrenado marido. Era el cuarto matrimonio de Conchi. Hoy ha comenzado el juicio y lo ha negado todo.

Sobre las diez de la mañana llegaban a la Audiencia Provincial de alicante Conchi y Paco, los presuntos asesinos de José Luis Alonso, un camionero jubilado de 69 años con el que Concepción Martín llevaba solo veinte días casada.

Han llegado en dos furgones diferentes, custodiados por la Policía Nacional, y ambos han salido por su propio pie de los coches policiales. Cabe recordar que Conchi simulaba una tetraplejia que le permitía cobrar una pensión de discapacitada. Durante su detención y toma de declaración se dejó llevar en volandas por los agentes de la policía, hasta que por fin reconoció que podía andar y que no padece ninguna discapacidad física.

Durante su declaración, Conchi ha negado los hechos. Ha insistido en que la policía no ha hecho bien su trabajo, y matiza que mientras a ella la detenían, había dos personas huyendo del lugar. Insiste en que fue a cenar con su marido y que Paco era el chófer. Luego fueron a tirar flores al mar y en el parking mataron a su esposo. Asegura que cuando fue a socorrerle él le dijo balbuceando: “mi hijo me la ha clavado en el corazón”.

Asesinado con un destornillador

Los hechos ocurrieron en un aparcamiento situado en la zona de la Playa de la Albufereta, en Alicante, el 20 de agosto de 2018. Ambos citaron a la víctima en el lugar con la excusa de que iban a echar unas flores en el mismo sitio donde habían esparcido en el pasado las cenizas de una hija fallecida de la acusada. Cuando el hombre llegó al aparcamiento, según se relata en el auto de hechos justiciables, los encausados se abalanzaron sobre él, lo arrojaron al suelo y le clavaron repetidamente destornilladores hasta causarle la muerte.

Tribunal del Jurado

La Fiscalía y la acusación particular califican los hechos como un delito de asesinato, por lo que está siendo juzgado en la Audiencia Provincial de Alicante con tribunal del jurado. Una parte de esta primera jornada del juicio se ha dedicado a la selección definitiva de los componentes de ese tribunal popular. Luego ha prestado declaración la principal acusada, Conchi Martín, y su cuidador y presunto cómplice, Francisco, para seguir con las sesiones del juicio el próximo viernes, 2 de octubre.

Comenta esta noticia