01 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Desmontan el bulo de Podemos sobre una foto cargada de mala fe contra Almeida

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid.

José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid.

El alcalde de Madrid está disfrutando de sus vacaciones de verano en la localidad coruñesa de Cedeira y la izquierda ha querido pillarle, sin éxito, en un renuncio.

Durante los primeros meses, los peores hasta ahora, de la pandemia del coronavirus en España, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida una de las ciudades más castigadas, emergió como un auténtico referente de la sensatez política. Criticó sin estridencias los graves errores del Gobierno de Pedro Sánchez para hacer frente al coronavirus y logró acuerdos con la oposición en el Ayuntamiento de la capital para poner en marcha, dentro de sus competencias, planes de recuperación económica y social para los más castigados por la crisis sanitaria.

 

Estos días, Almeida se encuentra disfrutando de sus vacaciones estivales. Y ha elegido como destino Cedeira, en La Coruña. Allí está gozando de los atractivos paisajísticos y gastronómicos de una de las zonas turísticas más visitadas del norte de España.

 

La fotografía de la polémica

Durante uno de los muchos momentos de asueto, alguien le hizo una fotografía al primer edil madrileño en una terraza. En ella aparecía sin mascarilla, lo cual ha tratado de ser aprovechado por Podemos para emprender una campaña contra el regidor.

Sin embargo, esta fake new fabricada por la izquierda radical ha tardado poco en venirse abajo, porque La Voz de Galicia ha preguntado a varias de las personas que estaban en la terraza en el momento en el que le sacaron la fotografía y han sacado a la luz la verdadera historia de la imagen de la discordia.

 

"Gente que estuvo presente en ese momento, sin formar parte del grupo en el que se encontraba el alcalde, aclaró que la foto había sido captada en el momento en que había terminado la consumición y estaba sacando la mascarilla para ponérsela antes de abandonar el local. En la zona del paseo ya la llevaba puesta", afirma el diario gallego.

 

Comenta esta noticia