30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey bajó los humos a Colau en una conversación privada en la cena del Mobile

El Rey y  el resto de autoridades, este lunes durante la inauguración del Mobile World Congress.

El Rey y el resto de autoridades, este lunes durante la inauguración del Mobile World Congress.

La alcaldesa quiso este domingo afear a Felipe VI su discurso del 3-O. Y desde la corrección institucional mutua el Monarca le replicó que su obligación es defender la Constitución.



Sabía el Rey Felipe de antemano, así se lo había trasladado su equipo en el Palacio de la Zarzuela, que su primer visita a Cataluña tras la aplicación del artículo 155 no iba a ser nada fácil. Pero con lo que no contaba el Jefe del Estado es con el boicot de las dos principales autoridades institucionales de Cataluña con la Presidencia de la Generalitat vacante: el presidente del Parlament y la alcaldesa de Barcelona.

Y es que Ada Colau ha querido arrogarse en las últimas 24 horas un protagonismo que no le correspondía e incluso este domingo recriminó en privado a Felipe VI su discurso del 3 de Octubre tras el referéndum ilegal impulsado por Puigdemont y Junqueras

Fue en la cena de bienvenida a los responsables del Mobile World Congress. Una conversación correcta pero tensa -enmarcada en la normalidad de las relaciones institucionales y protocolarias-, en la que Colau censuró al Monarca su "falta de empatía" tras los sucesos del 1-O. El Rey zanjó la polémica de inmediato cuando le espetó a la alcaldesa que en su mensaje a los españoles se limitó a cumplir su papel: la defensa de la Constitución y el Estado de Derecho.

Según ha desvelado este lunes la propia Colau en RAC 1, su iniciativa surgió ya que, a su juicio, "ante la falta de empatía bestial" del Rey con el procés "era necesario hacer un gesto político". La alcaldesa ha explicado que fue antes de la cena de bienvenida cuando tuvo la ocasión de hablar con Felipe VI en una conversación privada en la que también estuvo presente la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

Colau ha explicado que "en la primera vez que Felipe VI venía a Barcelona tras el 1-O era lógico que se pudiera manifestar políticamente" la discrepancia con el discurso que emitió dos días después del domingo del referéndum y "sin que afectase a la corrección institucional".

"Fui educadamente a saludar a todo el mundo, absolutamente a todo el mundo e intercambié palabras con él y fui muy franca. Le dije al Rey que el discurso del 3 de octubre se recibió como una falta de empatía bestial", ha explicado. Y acto seguido también ha desvelado la respuesta que le dio Felipe VI. Que su obligación es "defender la Constitución".

Ya este lunes, en la inauguración oficial del Mobile World Congress la normalidad institucional ha regresado.  El Rey y el resto de autoridades han llegado juntos a la sede de la Fira de Hospitalet, que alberga el MWC.

 

Comenta esta noticia
Update CMP