26 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

BMW X7, la sublimación del SUV

Estamos ante el séptimo modelo de este tipo en la gama de la marca. Llegará en marzo con sus impresionantes 5,15m de largo y sus siete plazas para dar cabida a toda la familia.

El nuevo BMW X7, que se producirá en la planta de Spartanburg (Carolina del Sur, EE.UU.) supone el “siguiente paso” en la ofensiva del grupo alemán en el segmento de lujo. Con sus más de 3 metros de batalla supone una nueva interpretación del espacio interior en una marca cuyo ADN ha sido siempre la deportividad.

En la tercera fila de asientos BMW asegura que pueden viajar dos adultos en desplazamientos largos; mientras que la segunda se puede desplazar longitudinalmente 14,5 centímetros para conseguir un espacio para las piernas sin rival. El maletero cubica 326 litros con todos los asientos ocupados, aunque puede ampliarse a 2.120 litros si se abaten las butacas de la segunda y tercera fila.

Las motorizaciones de lanzamiento del X7, todas con tracción inteligente a las cuatro ruedas y caja automática Steptronic de ocho velocidades, serán las xDrive 40i, un gasolina de 340 CV; y las diésel xDrive 30d (265 CV) y M50d (400 CV). El sistema de control de emisiones para los propulsores de gasolina incluye un filtro de partículas; mientras que los modelos diésel disponen de la tecnología BMW BluePerformance, que integra un filtro de partículas, un catalizador de oxidación, un catalizador de absorción de óxido de nitrógeno (NOx) y un catalizador SCR con inyección de AdBlue.

En el equipamiento de serie del X7 se incluyen las luces LED (opcionalmente se ofrece el BMW Laserlight, que optimiza las luces de carretera y, gracias a ello, el alcance de las luces largas no deslumbrantes se ha aumentado hasta los 600 metros) y las llantas de aleación ligera de 20 pulgadas (opcionalmente de 21 y 22). También el conjunto de pantallas de nuevo diseño que forma parte del sistema BMW Live Cockpit Professional, que agrupa el Control Display y una instrumentación digital -cada una de ellas con una pantalla de 12,3 pulgadas-, que se combina con un panel de control en la consola central que está orientado hacia el conductor.

Entre los sistemas de ayuda a la conducción que forman parte del equipamiento con el que el vehículo sale de fábrica están el control de crucero con función de frenado y el activo con Stop&Go, así como el aviso de colisión con detección de peatones, entre otros. En materia de conectividad, la marca alemana incluye de serie en el X7 el asistente personal inteligente, que se encarga de aprender rutinas y hábitos “para emplearlos en el contexto adecuado”. Este sistema integra el asistente Microsoft Office 365 y Skype for Business, con el que se puede realizar a una teleconferencia.

Comenta esta noticia
Update CMP