15 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La desaparición de la hija de Paz Padilla provoca intranquilidad en sus fans

Paz Padilla y su hija Anna Ferrer.

Paz Padilla y su hija Anna Ferrer.

Desde que salió de la protección total de su madre se la ha catalogado como "joven influencer" en las redes sociales. Ahora sus numerosos seguidores se han llevado las manos a la cabeza.

Catalogada como influencer desde que salió del anonimato y del regazo de su madre, Paz Padilla, Anna Ferrer era, lógicamente, muy activa en redes sociales. Siempre cercana a sus followers compartía con ellos lo mejor y lo peor, lo más fácil y lo más difícil de contar también.

Es por eso que este fin de semana sus seguidores se preocupaban mucho por la falta de noticias suyas en las redes en un tiempo digamos que prudencial, sobre todo para una influencer.

Así las cosas, la joven no ha dudado en salir a la palestra para explicar en sus stories de Instagram qué es exactamente lo que explicaría su falta de noticias: "Me hace muy feliz porque veo cómo os preocupáis, os dais cuenta de que no subo nada y me escribís 'oye, ¿estás bien? ¿qué ha pasado?'. No ha pasado nada, lo único es que estoy muy liada y necesitaba parar un poco".

 

Claro que este estrés le ha pasado factura y así lo demostró enseñando los tres herpes que le han salido en el labio. Con este panorama Anna lo tiene cristalino: "He querido escuchar a mi cuerpo y desconectar".

Lo que no quiere decir, ni mucho menos, que vaya a abandonar definitivamente las redes sociales. 

Sin embargo, parece que se lo tomará con calma porque "esta no es mi vida" y porque no se puede olvidar que hace no mucho también compartió que tenía un problema de salud con el que lleva lidiando ya unos años por el que sufre fuertes dolores de estómago. Tiene que controlar los alimentos que ingiere y mirar con detalle los efectos que causan en su organismo. Problema que se acentúa especialmente cuando vive problemas de estrés como le sucede ahora mismo.

Comenta esta noticia
Update CMP