14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El modesto militante de Vox que puede hacer realidad la peor pesadilla de Feijóo

Ricardo Morado, a la izquierda.

Ricardo Morado, a la izquierda.

Su nombre es Ricardo Morado, trabaja en la cadena de supermercados Lidl y es, casi sobre la bocina, el candidato de Vox por La Coruña; la circunscripción donde el barón gallego se la juega.

La poderosa máquina de fabricar mayorías absolutas que es el PP de Galicia corre el riesgo de griparse, y ello ha desatado los nervios entre los de Alberto Núñez Feijóo.

Las últimas encuestas publicadas vaticinan que la mayoría absoluta del barón gallego está en riesgo por el ascenso de la izquierda y la irrupción de Vox. Este mismo viernes La Razón publica una según la cual Núñez Feijóo obtendría 37 escaños y el definitivo, el número 38 (el de la mayoría absoluta), se lo quedarían los de Santiago Abascal.  

Ironías del destino, el poderoso presidente de la Xunta puede acabar dependiendo de un partido al que ha combativo dialéctica e ideológicamente más que ningún otro dirigente del PP; y por un puñado de votos además.

El epicentro de la contienda electoral está en La Coruña, donde hay en juego 25 escaños. En las elecciones generales de noviembre, Vox obtuvo el 8,2% de los votos y se disputó un escaño con el BNG hasta bien entrada la noche. Ni 8.000 votos separaron a ambas formaciones en la foto finish.

Ahora con ese mismo resultado entraría en el Parlamento gallego. Aunque aquellos resultados no son extrapolables, ese precedente y los últimos sondeos mantienen a los populares con el corazón en un puño. 

Vox sabe que puede dar la sorpresa en La Coruña, y por eso esta semana ha efectuado un movimiento clave. In extremis, el partido ha cambiado el cabeza de lista por dicha circunscripción. Hasta la semana pasada lo era (ya estaba anunciado), el abogado Miguel Ángel Fernández, coordinador de la gestora de Vox en la provincia y que fue cabeza de lista en las elecciones generales de abril y noviembre. 

Sin embargo, el miércoles anunció que su candidato sería finalmente Ricardo Morado Fajardo y que Fernández iría en la undécima posición de la lista. Oficialmente, este último pidió dar un paso atrás por "razones personales y familiares", según Vox. Sin embargo, es evidente que el partido está tratando de amarrar ese escaño en La Coruña.

¿Y quién es Ricardo Morado, el hombre que puede acabar teniendo en su mano el destino de Núñez Feijóo? Es un ferrolano de 43 años, jefe de logística de la planta que la cadena de supermercados Lidl tiene en la ciudad. De hecho hace un par de años saltó a los titulares de prensa porque denunció a su empresa por limitar su derecho a la conciliación familiar. 

No viene rebotado de ningún otro partido ni tampoco ha hecho política hasta ahora. Y curiosamente lo suyo puede ser llegar y besar el santo. Y de paso frustrar los planes de un hombre que lleva tres décadas en política y tres mayorías absolutas seguidas.

En cualquier caso, desde la dirección nacional de Vox recalcan que tanto en las elecciones vascas como en las gallegas la fuerza del partido está en las siglas y no tanto en los nombres propios de los candidatos, la mayoría de ellos desconocidos. 

Comenta esta noticia