21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP coloca a Fernández Díaz en la única Comisión que no precisa votación

El exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz

El exministro del Interior, Jorge Fernández Díaz

Dirigirá la Comisión de Peticiones tras el veto del PSOE a que accediera a la de Exteriores, primero, y a la del Tribunal de Cuentas, en una intentona a la desesperada.

Aunque finalmente los populares han encontrado acomodo para él, Jorge Fernández Díaz ha podido comprobar este miércoles hasta que punto se ha convertido en un problema para el PP, hasta llegar a protagonizar un sainete con escasos precedentes en el Congreso de los Diputados.

Finalmente, el ex ministro del Interior presidirá la Comisión de Peticiones, un órgano menor para cuya designación no se precisa votación previa. Es un órgano secundario, de perfil bajo, que se encarga de recopilar las demandas ciudadanas que llegan a la Cámara Baja. 

Se trata de una comisión permanente no legislativa que hasta ahora presidía la popular Pilar Rojo. La presidencia corresponde de forma automática al grupo mayoritario. Tiene solo 7 miembros frente a los 45 que integran el resto de comisiones legislativas.

La dirección del Grupo Popular, en coordinación con La Moncloa, ha trabajado en las últimas horas para buscar una solución final para el exministro. La presidencia de una comisión supone un plus para quién la ostenta de 1.400 euros.

Frenético miércoles en el Congreso

Y todo después de un frenético miércoles lleno de vaivenes tanto en el PP, como en el PSOE y Ciudadanos. La candidatura de Fernández, reprobado por el Congreso por el caso de las escuchas en su despacho, formaba parte del acuerdo global alcanzado por PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos para repartirse las presidencias y los cargos institucionales de las distintas comisiones.

Fernández Díaz iba a ser elegido este miércoles gracias a la abstención del PSOE y el voto en blanco de C's. Tan sólo Podemos había presentado un candidato alternativo, su portavoz de Exteriores, Pablo Bustunduy. Sin embargo, la abstención de los socialistas facilitaba la victoria del extitular de Interior.

Pero al comienzo de la reunión, el portavoz popular José Ramón García sorprendió a todos al reclamar un aplazamiento de la votación con un objetivo único: que el nombramiento de Fernández Díaz contara con el apoyo expreso del PSOE.

Según fuentes parlamentarias consultadas por ESdiario, los socialistas habían amagado a primera hora con presentar su propio candidato, una iniciativa que habría obligado al PP a solicitar más tiempo. 

La intención de los socialistas era que su candidato, que podría ganar con los apoyos del resto de los grupos, dimitiría en el mismo instante en que el PP presentará una propuesta distinta a la del exministro. Sin embargo, este martes, el portavoz socialista Antonio Hernando había descartado expresamente presentar candidatura alternativa a la del exministro.

En un efecto dominó, el PP solicitó después también el aplazamiento de la constitución de la Comisión Mixta para el Tribunal de Cuentas. Los socialistas difundieron el rumor de que los populares pretenden reubicar en este órgano a Fernández Díaz.

 

Comenta esta noticia
Update CMP