14 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ciudadanos levanta bandera blanca ante el PP en el último minuto

C's aboga ahora por la abstención si PP y PSOE sacan la lista más votada pero bloqueará pactos con Podemos.

C's aboga ahora por la abstención si PP y PSOE sacan la lista más votada pero bloqueará pactos con Podemos.

Pese al lío dialéctico organizado por Rivera y su número dos, la conclusión parece clara: los naranjas dan por hecho que no llegarán a Moncloa y hacen guiños a los populares como favoritos.

Ciudadanos siembra la confusión en el último día de campaña. La formación de Albert Rivera ha esperado hasta el momento final para apuntar las opciones que maneja en caso de que, como parecen indicar los sondeos, no sea el partido más votado. 

Después de que Albert Rivera haya repetido por activa y por pasiva que su partido no apoyaría la formación de otros gobiernos salvo el suyo, el de Ciudadanos ha enviado a su vicesecretario general y jefe de gabinete, José Manuel Villegas, a matizar lo defendido hasta ahora. 

La postura de Ciudadanos será la siguiente: se abstendrá si la lista de PP o PSOE es la más votada y votará no a la formación de un gobierno de Podemos. Aunque la posición no es oficial, ya que se decidirá en la Ejecutiva del proximo lunes -una vez conocidos los resultados-, dos cuestiones apuntan a que será reconocida como tal.

Por una parte, el hecho de que haya sido anunciada por un hombre de confianza de Rivera como Villegas; por otra, que hasta ahora las decisiones del líder de C's siempre se han impuesto dentro del partido. 

Para algunos analistas, esta decisión de llevar a cabo una posible abstención en el caso de PP o PSOE supone, pese a lo señalado por Rivera, un apoyo de facto a la formación de gobierno por parte de la lista más votada. E incluso podría decirse que apuntala al bipartidismo. 

Todo parece indicar que pese al discurso oficial -el que todavía da posibilidad de llegar a La Moncloa a Ciudadanos y exige reciprocidad en dejar el camino abierto a los naranjas si son los más votados-, los de Rivera dan por hecho que no tendrán opciones de gobernar.

Es más, el propio Villegas, en charla con los periodistas, reconocía este viernes que lo más probable es que los populares, con Mariano Rajoy al frente, sean los más votados. E incluso algunas palabras de Rivera poniendo el veto a "coaliciones de perdedores" parecen ser un guiño al PP.

Mientras Villegas avanzaba el posicionamiento favorito del núcleo duro que rodea a Rivera, éste prefería centrar sus últimas horas de campaña en hacer un guiño al electorado más crítico con Podemos asegurando que Ciudadanos no apoyará un "gobierno populista que pueda romper España". 

En ese sentido, Podemos se ha convertido en la línea roja de Ciudadanos porque según la formación naranja el partido de Pablo Iglesias va de la mano de los nacionalistas, desde Compromís a Bildu (en el caso de las listas navarras al Senado).

El cordón naranja en torno a los morados, justificado en el referéndum sobre Cataluña, lleva destinatario secundario, puesto que Rivera no está dispuesto a que su partido apoye -con abstención- un posible pacto entre PSOE y Podemos

Comenta esta noticia
Update CMP