La oposición acusa al gobierno de Ribó de ocultar el "tasazo" durante la campaña

Mª José Catalá, portavoz municipal PPCV

Mª José Catalá, portavoz municipal PPCV

Ciudadanos recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana las ordenanzas del Ayuntamiento sobre subida de impuestos y tasas.

La subida de impuestos sigue enfrentando a los grupos municipales. La prueba se ha tenido hoy en el debate casi sin fin que se ha mantenido en la primera sesión plenaria del Ayuntamiento de Valencia, tras el receso estival. El enfrentamiento, como era de esperar,  se ha producido sin encontrar un punto de acuerdo común al que ha sido el tema central del pleno: la reforma fiscal presentada por la Concejalía de Hacienda con Ramón Vilar (PSPV-PSOE) al frente.

Los cambios en gran parte de los impuestos y tasas municipales previstos por el consistorio valenciano para el 2020 han recogido numerosas por parte de los diferentes grupos políticos; críticas que han comenzado a acaparar protagonismo conforme avanzaba la sesión plenaria. Al final, el gobierno local los ha aprobado con los votos de Compromís y PSPV y el 'no' de la oposición que hablado, permanentemente, de "subida desproporcionada" y "atraco fiscal" a los valencianos. Pero, sobre todo, de no decir nada de estas intenciones fiscales durante la pasada campaña electoral.

De hecho, Ciudadanos ha anunciado que llevará esta subida de impuestos ante el Tribunal Superior de Justicia porque consideran que vulnera la ley de procedimiento administrativo de las entidades locales. El portavoz de la formación, Fernando Giner, ha argumentado  que las modificaciones de las ordenanzas tienen que contar con informes de impacto de género pero éstas no los tienen y, por tanto, no garantizan la igualdad entre hombres y mujeres. Giner se ha preguntado para qué quiere el Ayuntamiento subir los impuestos.

La portavoz popular, María José Catalá, también ha cargado contra la subida de impuestos porque supondrá una bajada del consumo, según ha dicho. Catalá ha criticado que este aumento afecta a las clases medias y autónomos y ha lamentado que Valencia está siguiendo el mismo camino que otras ciudades como Barcelona, donde los vecinos se están marchando del centro.

Catalá ha recordado que los incrementos desde 2015 de los impuestos y tasas han supuesto que los residentes de la ciudad de Valencia paguen 76 millones de euros más al año, es decir una media de 100 euros más al año. En el año 2015 la recaudación prevista por este concepto eran 308.640.000 euros, y en 2020 con la subida aprobada en la Junta de Gobierno, la recaudación será de 384.531.295 euros. Asimismo, ha lamenta que “a cambio de estas subidas, los vecinos no recibimos mejores servicios. La ciudad está cada vez más sucia, y los índices de delincuencia más altos, han subido en el último trimestre el número de delitos un 6,5%. La inseguridad ciudadana cada vez es mayor, nuestras playas sufren cierres por no tener un plan de depuración y colectores en condiciones y cada vez es más complicado circular en vehículo por la ciudad”.

También desde Vox se ha denunciado lo que consideran una "hemorragia fiscal". Críticas que no comparten desde el equipo de gobierno municipal. El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha asegurado que la oposición "confunde" conceptos y que la subida de impuestos como el Impuesto de Actividades Económicas solo afectará a los que ingresen más de un millón de euros al año.

Vilar también ha defendido el aumento del impuesto del alcantarillado que, según él, solo subirá un euro la factura del agua y ha acusado a la oposición de querer bajar los impuestos pero subir el gasto y ha dicho que todos “piden incrementos en el apartado de gastos y bajada de impuestos, pero no dicen cómo quieren hacerlo”. Una justificación, por cierto, replicada por la portavoz del Partido Popular, María José Catalá, quien ha recordado que los expertos apuntan a un receso en la economía española y “en contra de las previsiones económicas ustedes hacen justo lo contrario” ha afirmado, al tiempo que ha calificado de “subida bestial” la reforma propuesta.

La popular ha puesto sobre la mesa también la posibilidad impulsar un “sistema de pago a medida” para conocer la situación de cada sector de la ciudad de Valencia. Postura compartida por el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, quien ha asegurado que la intención del gobierno municipal es “atacar y atracar a la clase media y a los autónomos”. Además, ha acusado a los concejales de Compromís y PSPV de “ocultar” al electoral su intención de subir los impuestos durante la campaña electoral. “En ningún momento dijeron que iban a subir estos impuestos” ha señalado.

Comenta esta noticia
Update CMP