19 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Descubre la importancia de soñar para una buena salud mental

Aunque para algunos pueden parecer insignificantes, los sueños son fundamentales para nuestra salud y también para nuestro cerebro

Ya sean bonitos o aterradores, los sueños siempre han sido fuente de múltiples preguntas para el ser humano. Pero ¿qué son los sueños? Definimos los sueños como una serie de sucesiones de imágenes y sucesos que se imaginan mientras se duerme y que se perciben como reales.

Aunque para algunos pueden parecer insignificantes, los sueños son fundamentales para nuestra salud y también para nuestro cerebro. Es por ello que, junto con Tediber, te explicamos cuatro sencillos motivos por los que los sueños son tan importantes para nuestra salud.

Los sueños incentivan la creatividad.

Soñar estimula nuestra creatividad de acuerdo con un estudio llevado a cabo por la Universidad de California. Cuando soñamos, nuestro subconsciente se expresa sin que controlemos nuestros pensamientos y hace que nuestra imaginación vuele. Los sueños no tienen en cuenta ni la coherencia ni el sentido común, de ahí que algunos de ellos puedan ser un poco descabellados e incentivar nuestra creatividad. Para potenciar nuestra imaginación es necesario poder disfrutar de un sueño profundo, o lo que es lo mismo, llegar a la fase REM. Esto nos ayudará a combinar nuestras ideas de una manera innovadora y tener un mayor rendimiento en nuestro día a día.

Entrenan la memoria.

Un estudio llevado a cabo por unos investigadores de la Universidad de Montreal ha llegado a la conclusión de que los sueños permiten aumentar las capacidades de la memoria. La actividad neuronal que tiene lugar en el momento de la producción de los sueños ayudará a recordar todo lo que se ha aprendido mientras se estaba despierto. De hecho, nuestra vida cotidiana o las experiencias que tenemos a lo largo del día, se traducen en sueños, pero suele ser de manera tan inconclusa que no podemos predecir cómo aparecerán.

Ayudan a digerir las emociones.

Soñar nos ayuda a borrar los malos recuerdos porque los sueños actúan como reguladores de las emociones. Eso es lo que ha revelado un estudio publicado por la Universidad de California en la que cuentan que esta regulación facilita la consolidación de la memoria emocional y ayuda a disminuir la carga emocional asociada a esta memoria. Los sueños, por lo tanto, nos ayudarían a lidiar mejor con el pasado y a no sentirnos desbordados por las emociones.

Nos ayudan a tomar decisiones.

Un científico de la Facultad de Medicina de Harvard ha emitido la hipótesis de que los sueños pueden provocar reacciones emocionales que nos ayudarían a conocernos mejor y que posteriormente influirían en la toma de decisiones de nuestra vida. Aunque esta hipótesis pueda considerarse descabellada, en la antigüedad, se dejaba pasar una noche antes de tomar una decisión importante porque se tenía la creencia de que en sueños se podría producir alguna revelación sobre la decisión a tomar. Vemos que nuestros antepasados no estaban muy desencaminados.

Soñar es por lo tanto una necesidad que aporta conocimientos y nos ayuda a sentirnos bien sin que nos demos cuenta. Pero, para poder soñar, debemos tomar conciencia de la importancia que tiene dormir profundamente. Para ello será necesario que dispongamos de un buen colchón y de una buena almohada que se adapten a nuestro cuerpo y a nuestro descanso. No olvidemos que, aunque dormir es necesario, resulta igual de perjudicial dormir poco como dormir mucho. Para que nuestra actividad cerebral no se vea afectada, es necesario que durmamos una media de 7 a 8 horas.

Comenta esta noticia
Update CMP